Visitas al blog:

jueves, 29 de septiembre de 2022

Publicidad náutica (35).

 Hola navegantes.

Este es un anuncio que no  gustará a las chicas. Es de ofertas electrónicas de la casa SIMRAD con el título "Precios imbatibles. Salte sobre la ocasión". Y entre una gama de productos rebajados, se ve a una chica que se ha comprado una antena de radar creyendo que era un secador de pelo, y piensa "Esto despeina".

 Tendría un pase como chiste machista, pero alguien tendría que decir a los publicistas que no todo vale y que no se vendan por un puñado.

Con cuidado, navegantes.

miércoles, 28 de septiembre de 2022

Un práctico desagüe de ducha sin pasacascos.

 Hola navegantes.

Hace cinco años hicimos una ducha en el Corto Maltés, con lo  que posiblemente es el único velero de 6 metros del mundo con ducha. Para no daros la tabarra podéis recordar los detalles aquí:

Clic aquí

El paso final era evacuar el agua del plato a través de la palangana que hace funciones de lavabo, por la pila de fregar. Para ponerlo aún más cómodo, y siempre sin tener que hacer un nuevo pasacascos que es lo que queremos evitar, ahora hemos derivado el desagüe directamente al mar a través del pozo de la orza.

Nuestro Tonic 23 es el de versión orza abatible, y para recogerla tiene un aparejillo que termina sacando un cabo al interior de la camareta, por una polea. Ese cabo tiene una holgura dentro del agujero por el que pasa, y se nos ocurrió derivar allí el desagüe, que vertería directamente al mar dentro de la caja de la orza.

La ñapa ha sido bien sencilla. Hemos conectado el grifo que vacía el plato a un tubo de plástico, que debidamente escondido por la sentina termina pasando por debajo de la polea del cabo de la orza, y de allí al mar.



 




Como el tubo es flexible y está un poco acodado, él solo se mantiene dentro de la caja de la orza sin sujeción, y no interfiere con el movimiento de  la misma.

Este nuevo desagüe tiene las ventajas del anterior: poder ducharte dentro del barco sin tener que hacerlo en la bañera, para no tener que exhibirte desnudo en los puertos donde te dan atraque en plena batahola del paseo marítimo, o debajo de los balcones de las casas del puerto, y  no tener que salir a la bañera ni para vaciar el agua sucia. Pero además nos ha permitido ganar la palangana como espacio de estiba (antes había que tenerla siempre vacía para usar la ducha). Al ser de plástico y fácil de limpiar, posiblemente la usemos como frutero, y como segundo reservorio para los frigolines cuando tenemos que sacar algunos de la neverita por falta de espacio, o para los hielos que sobran de una bolsa (hasta ahora teníamos que tirarlos porque al derretirse son un cristo). La palangana del lavabo será una especie de segunda neverita de hielos, de reserva. 

Ya estamos deseando probarlo. Nuestra siguiente navegación larga será posiblemente a Londres, y por esas tierras lluviosas apetece poco lavarse en el mar.

Con cuidado, navegantes.

lunes, 26 de septiembre de 2022

Hélices peligrosas.

 Hola navegantes.

Hace dos años falleció un chico en la famosa escuela de vela francesa Glénans por un accidente con la hélice de un fueraborda, cuando hacía un curso de kitesurf. Nunca se insistirá bastante en los peligros de las hélices, y en que nunca se arranque un motor mientras haya alguien en el agua. Desde entonces a todos los fuerabordas de las Glénans les protegen la hélice con un cilindro:

Nosotros cuando llevamos niños a bordo insistimos en que no pueden tirarse al agua hasta que dé permiso el capitán, lo que requiere haber parado el motor, comprobado que el ancla no garrea, haber valorado la intensidad de la corriente y, en caso necesario (que suele ser casi siempre) haber echado por la popa un cabo largo con una defensa en el extremo, donde poder agarrarse si les lleva la corriente.

Respecto al motor, no es suficiente haberlo desembragado, porque en los motores marinos se embraga con una palanca que está muy accesible en la bañera, a la altura de las piernas, y cualquier patada o movimiento involuntario puede hacer que se embrague y la hélice vuelva a girar. Si en ese momento alguien está cerca de la popa, por ejemplo volviendo al barco por la escalera, puede alcanzar la hélice con los pies y sufrir una amputación aún llevando aletas o cangrejeras. 

Como veis es mucho más peligroso que el motor de un coche, y tenemos que ser conscientes del peligro.

Hoy estamos pasando calor en Cataluña, y mañana volvemos al tiempo chubascoso de Santander.

 Con cuidado, navegantes.

domingo, 25 de septiembre de 2022

Otras curiosidades en Córcega.

 Hola navegantes.

No me resisto a contaros otras curiosidades que hemos visto en las iglesias de Córcega:

En primer lugar la imagen de la patrona de Córcega, 

¿No os recuerda algo la forma de su manto?. En efecto, es el mismísimo mapa de Córcega:


En algunas iglesias había un cartel, junto al agua bendita, advirtiendo "las benditeras no son lavabos ni cubos de basura". Y escrito a mano: "En principio se pone en ellas agua bendita. Aquí encontrará también gel hidroalcohólico".


Yo no soy un capillitas, pero me cuesta creer que nadie desconozca lo que hay en la benditera y la confunda con un lavabo para el COVID. Y me ha recordado los tiempos duros de la droga intravenosa y el SIDA, cuando muchas iglesias dejaron de llenar las benditeras porque los adictos cargaban allí las jeringuillas.

Aunque eso no es nada comparado con las esquinas oscuras de algunas iglesias de Francia donde la gente entra a orinar. De repente una altar empieza a oler que te caes de espaldas, y lo entiendes cuando ves la esquina.

Y finalmente el capítulo de las reliquias. A este santo, San Teófilo, los católicos le amputaron el dedo índice y lo exhiben como reliquia:

Aparte del morbo cadavérico, ¡a quién se le ocurre, si crees en la resurrección, dejarle para toda la eternidad sin un dedo!. Por cierto, los que usan la religión para jugar con ventaja también exhiben su cilicio, ese instrumento de causar dolor que se ponían voluntariamente para agradar a su dios:

Con esto termino el repertorio de las curiosidades de Córcega, porque los temas turísticos podéis verlos en cualquier buscador.

Con cuidado, navegantes.

sábado, 24 de septiembre de 2022

Publicidad náutica (34).

 Hola navegantes.

Según la creencia popular, un atrapasueños es un adorno cuya función consiste en filtrar los sueños de las personas, dejando pasar solo los sueños y visiones positivas. Los sueños negativos quedan retenidos en las plumas, y las pesadillas en las cuentas de la red, y se queman por la mañana con la luz del día. 

El siguiente anuncio es de esos raros que buscan el mediodía a las 14 horas y precisamente lo que anuncian no se ve: en este caso es el catamarán del fondo, enano y entre brumas, fuera de foco, que apenas te das cuenta de que está allí:



Y lo que ocupa el primer plano es el atrapasueños y la frase: "Déjanos atrapar tus sueños", sugiriendo que Outremer, la que fabrica y vende el catamarán, se ofrece "generosamente" a ayudarte a filtrar tus sueños y lógicamente a que te quedes con el que a ella le interesa, el del catamarán. 

Una manipulación como otra cualquiera, pero más inocente que otros anuncios que apuntan a los más bajos instintos, como seducir a una mujer con el yate. Y posiblemente más inteligente.

Con cuidado, navegantes.

Curiosidades náuticas en Córcega 3.

Hola navegantes.

La costa de Córcega tiene sitios espectaculares que incluyen cuevas a nivel del mar, que son navegables con pequeñas embarcaciones. En Porto hicimos una excursión en Zodiac cuyo trac parece estar llenos de errores de cartografía. Pero no, es real:

La Zodiac se metía bajo tierra por la entrada de una cueva y salía por otra, y en el trac parece que hemos navegado por la tierra firme.

Por decirlo todo, el patrón era un poco imprudente y algunos de esos pasos estrechos los hacía a toda velocidad (25 nudos) y con la música de "La guerra de las galaxias" a tope. Supongo que tiene que llegar al público que busca la adrenalina y lo hace pensando en su negocio, su puesto de trabajo y la dura competencia. Pero os aseguro que esa corta navegación en Zodiac fue más arriesgada que toda mi vida en el velero. Espero que no haga cierto el refrán de que "hay viejos capitanes, hay capitanes imprudentes, pero no hay viejos capitanes imprudentes" porque yo le cogí hasta cariño por su afán de impresionarnos.


En la cartografía del Estrecho de Bonifacio, que cruzamos para volver de Córcega a Cerdeña, hay una advertencia que yo desconocía (clic encima para leerla mejor):

Dice que al navegar sobre los cables eléctricos que unen las dos islas puede haber una desviación magnética del compás de hasta 3 grados. Está claro que cualquier conducción eléctrica genera un campo magnético que puede falsear el compás, pero parece que debería ser casi despreciable cuando los cables, como en la foto anterior, están posados sobre un fondo de 60 metros. La solución se encuentra siguiendo el recorrido de los cables (son los representados por la línea roja haciendo eses) y viendo que cerca de Cerdeña están sobre un fondo de sólo 5 o 6 metros, y que los grandes barcos, como el ferry, que por lo menos tienen 4 o 5 metros de calado, en esos tramos casi rozan los cables. Será algo a tener en cuenta en nuestras próximas navegaciones, aunque por suerte esos bajos fondos están cerca de la costa y tienes otros medios para orientarte, no solo el compás.

Lo que si puedo deciros es que yo he pasado con el Corto Maltés por debajo de cables de alta tensión, que a lo mejor estaban a 15 metros sobre el barco, y la desviación del compás es imperceptible. Por eso me ha extrañado que en Bonifacio puedan producir una desviación  tan grande. A lo mejor para un profano 3 grados es poco comparado con los 360 grados del compás, pero la declinación magnética en Cantabria es muchísimo menor de 1 grado, y sí la tenemos en cuenta en nuestros cálculos de navegación.

Y para terminar, fijaos las Zodiac que se gastan por aquí. Estamos acostumbrados a que sean los anexos de embarcaciones mayores, pero por aquí hay algunas que podrían llevar a mi Corto Maltés como embarcación auxiliar:

Con cuidado, navegantes.

miércoles, 21 de septiembre de 2022

Los viajes del Corto Maltés.

 Hola navegantes.

Roge Blasco, el veterano periodista de viajes y navegaciones, ha publicado en su canal de YouTube un vídeo sobre nuestras navegaciones con el Corto Maltés. Podéis verlo aquí:

https://m.youtube.com/watch?v=1_YYWr-3dTg

Espero que os distraiga. Un saludo.




martes, 20 de septiembre de 2022

Curiosidades náuticas en Córcega 2.

 Hola navegantes.

Durante toda la ascensión por el Cap Corse, que es el cabo en forma de dedo que configura el Norte de la isla, tuvimos a nuestra derecha unas vistas preciosas del archipiélago toscano, y concretamente de la isla de Capraia, la más cercana.

En ella estuvimos en la navegación a Elba con el Corto Maltés, nos encantó, y lógicamente desde ella veíamos Córcega y estuvimos tentados de dar un golpe de timón y venir a conocer Córcega con el Corto Maltés. Finalmente no lo hicimos por falta de tiempo.

Clic aquí

Un poco más adelante llegamos a la punta del Cap Corse, y en realidad Córcega termina allí con una isla, la Isla Giraglia, donde está instalado el faro que sirve de señal de recalada para los que vienen navegando desde el Continente.


En algunos puertos de Córcega el espacio es tan limitado que meten a los barcos en sitios inverosímiles. Por ejemplo en este de Saint Florent han creado un puesto de amarre debajo del puente de la riera:

 
Aunque en el Mediterráneo no hay mucha marea, yo no estaría tranquilo en esa ratonera.

Ahora fijaos en el tamaño de algunas de las defensas que utilizan cuando soplan los temporales:

Porticciolo es uno de los puertecitos de la costa Este de Cap Corse. Antiguamente, en el siglo XIX, tuvo hasta un astillero donde se construyeron barcos hasta de 150 toneladas, y llegó a ser el 4º puerto  comercial y el tercer puerto pesquero de Córcega. Luego vino a menos y ahora sólo hay sitio para unas pocas barcas de pesca:

Pues fijaos lo que prohíben:

"Prohibido tirar piedras al puerto". ¿Les dará miedo que las piedras disminuyan más el calado?. Aunque parezca una tontería, también en algunos volcanes, como el Teide, está prohibido llevarse piedras. Si la razón es que la montaña no pierda altura, es aún más tonto que lo de Porticciolo.

Las antiguas cabinas de teléfonos las han convertido en intercambiadores de libros. Lo pongo como tema náutico porque por Córcega se mueven muchos navegantes franceses, y a veces dejan allí las revistas náuticas atrasadas.

Y esta es una campaña que también hemos visto en Francia continental: cerca de las alcantarillas ponen el cartel que dice: "Aquí comienza el mar. No tires nada", para recordarte que lo que pase por la rejilla acaba en el mar:


Y lo hemos visto hasta en ciudades del interior, muy lejos de la costa.

Finalmente, otro barco destrozado por el temporal, del que se aprende algo. Es un catamarán enorme de esos cuyo precio te marea, que se fue contra las rocas en Cargese:

Tiene en cada casco una agujero como de 3 metros y el barco es imposible de recuperar:

El diagnóstico de lo que pasó es fácil al darse una vuelta alrededor, porque es un fallo de libro:

Un cabo de la misma embarcación (se sabe por el tipo y el color) se trabó en la hélice y le dejó sin propulsión en el peor momento. Es muy habitual que cuando las condiciones se degradan se te líen las velas, se quede alguna driza o alguna escota por el agua, arranques el motor para salir del paso, la hélice se trabe con un cabo sumergido, se bloquee y te encuentres sin propulsión, ni vela ni motor. A merced del viento, acabas sobre las rocas. Nunca hay que arrancar el motor antes de haber subido a bordo toda la cabullería.

Con cuidado, navegantes.

lunes, 19 de septiembre de 2022

Curiosidades náuticas en Córcega.

 Hola navegantes.

Estoy pasando unos días en Córcega y me había propuesto no daros la brasa con mis vacaciones. Pero estoy viendo algunas curiosidades relacionadas con la náutica que no me resisto a compartir.

El viaje lo hemos hecho en ferry desde Barcelona a Cerdeña, y luego del puertecito sardo de Santa Teresa de Gallura a Bonifacio en otro transbordador. En Santa Teresa vimos que los pescadores usan balones de fútbol como flotadores para las redes. También lo habíamos visto en nuestra navegación a Elba en el Corto Maltés y supongo que es más barato comprar los balones en un chino que los flotadores homologados.

Aquí el invento del propietario de una motora con motor central para llevar de repuesto un fueraborda en la plataforma de baño. El soporte bascula y se gira, y puede meter el fueraborda en un solo movimiento, y con él impulsar el barco si le falla el principal:


El ferry de Santa Teresa de Gallura a Bonifacio sólo tarda una hora, y se llega a Córcega con la mejor imagen de Bonifacio, una ciudad implantada en lo alto de un acantilado:

Y aquí la representación de la misma ciudad que hizo un artista antiguo, para ridiculizar las aspiraciones de la República de Pissa sobre la isla de Córcega:

¡Se imaginó la mismísima torre de Pissa en Bonifacio!.

En distintos puertos y fondeaderos hemos visto con tristeza las consecuencias del temporal de agosto. Algunos barcos reventados contra las rocas:

Y otros aparentemente con más suerte, encallados en la arena. Y digo "aparentemente" porque éste me recordó una noticia de un periódico mexicano: "En la balacera el hombre recibió cinco balazos, pero por suerte sólo uno resultó mortal ". Porque, en efecto, varó en la arena:

una situación óptima porque no se rompe el casco. De la varada no falleció, pero estaba absolutamente saqueado, y le habían robado los paneles solares, un winchi, parte de la maniobra, y la tapa de entrada estaba abierta, por lo que supongo que lo han vaciado. A lo mejor el coste es mayor que reparar un agujero en el casco.

En otro puerto vimos este barco:

 

Es uno de esos abandonados que huele a tiempo, que llevará años sin ser visitado por nadie, pero fijaos en el detalle de cómo está adujado el cabo de amarre en forma de espiral. El dueño perdió su tiempo en dejarlo bonito, seguro que amaba a su barco y estaba orgulloso de su cubierta.  Obviamente  no pensaba abandonarlo. ¿Por qué no volvió?. Uno de esos misterios, que yo siempre me imagino que tienen relación con un drama, el más triste la muerte del capitán y que sus herederos o no quieren hacerse cargo del barco, o ni siquiera saben que está allí. En todos los puertos hay alguno de estos pecios.

En una tienda de acastillaje de Ajaccio, la capital, tenían un modelo a escala de todas las anclas sobre un fondo de arena, para explicar a los clientes cómo trabaja cada una, en qué se basa su poder de agarre, y cómo garrea. Una idea original y muy práctica, aunque por los zapatos de alrededor me parece que lo tenía solo de adorno.


Nunca había visto un lugar tan noble para almacenar los barcos de vela ligera: en el foso de la ciudadela:


Aunque no me extraña ese uso, porque antes había sido una pista de tenis:


Eso era en la época en que la ciudadela era militar, la ciudadanía estaba privada de ese espacio verde, y me da la risa de pensar en los partidos de tenis entre la tropa con los paseantes cotilleando desde arriba. Ahora la ciudadela es municipal y están desarrollando una idea original. La están rehabilitando, pero durante las obras está abierta al público para que opinen y den ideas, y algunos espacios se han cedido para diversas iniciativas. Por ejemplo, una de ellas es un grupo de artistas que crean distintos objetos, útiles o decorativos, con defensas viejas. Por ejemplo, columpios:


En la siguiente foto, las consecuencias de no cuidar tu barca. Lo vimos en Ajaccio. Estaba tan sucia que la usaban de contenedor para la basura del puerto.


¿Os imagináis el primer día que venga el dueño a navegar y la encuentre así?.

Bueno, mañana os contaré más. 

Con cuidado, navegantes.

jueves, 8 de septiembre de 2022

Otro uso de las balsas salvavidas.

 Hola navegantes.

Hace unos meses os hablé de los airbag para el barco, básicamente unos inflables que se activaban al empezar a hundirse, y de los inconvenientes o riesgos que, en mi opinión, hicieron que no se generalizasen y no saliese adelante la idea:

Clic aquí.

Pues en un accidente reciente los rescatadores han intentado emular el sistema con dos balsas salvavidas, inflándolas dentro del barco. 

Se trata del velero de 10 metros "Q Sale", embarrancado en la isla de Houat después de habar garreado su fondeo. Por suerte los ocupantes no han sufrido  ningún daño. El caso es que el velero, que encalló sobre rocas, tenía una vía de agua y se estaba hundiendo. Los ocupantes, al verse incapaces de achicarlo, con su mismo anexo llegaron a la playa. Antes de media hora los rescatadores estaban junto al velero. 

 

La marea estaba subiendo y el barco se hundía cada vez más. Su motobomba no conseguía vaciar el agua, que entraba en mayor cantidad de la que conseguían achicar. 

 

Con permiso de los propietarios decidieron meter dos balsas salvavidas en el interior del barco, una por la ventana de proa y otra por el tambucho de entrada, y activarlas dentro. 

 

El principio es el mismo que el del airbag: crear una reserva de flotabilidad enorme por las cámaras de aire de las balsas, que le hicieran reflotar. Y así fue. En un principio el barco flotó lo suficiente para desencallarlo y remolcarlo hacia puerto. Con la mala suerte de que durante el remolque la quilla chocó con otra roca, algo movió la balsa en el interior y con la presión del agua rompió el mamparo de la puerta de entrada. Eso desequilibró el barco, se inclinó mal, empezó a entrar el agua por la ventana de proa y se hundió rápidamente. Como no había vidas en peligro, se ha dejado el barco hundido a la espera de que lo rescate una empresa especializada.

 Este caso plantea varios retos. En primer lugar dar otro uso a la balsa salvavidas. Es un artilugio cuyo nombre se presta a equívocos, y muchos navegantes abandona su barco cuando tienen una vía de agua, pensando que se va a hundir y que la balsa es lo que les salvará la vida. Algunos fallecen en la balsa al acabárseles el agua y la comida, y luego resulta que el barco aparece flotando unos meses después, porque a pesar de la vía de agua no estaba condenado. Siempre se dice que no hay que abandonar el barco hasta que prácticamente esté bajo el agua, porque si flota siempre es un refugio mucho mejor que la balsa. El caso que os cuento abre otra posibilidad: percutir la balsa dentro del barco y evitar que se hunda. Eso permitiría a la tripulación permanecer a bordo, donde está toda la comida y el agua, los equipos de pesca, la radio, etc, y que además se localiza mucho mejor desde el aire por los equipos de rescate. 

Por supuesto no quiero decir que yo recomiende hacer esto. También puede ocurrir que la balsa se desgarre con cualquier objeto al inflarse, y entonces te encuentras sin nada, o puede hacer flotar el barco en posición no controlada (por ejemplo, boca abajo) y encontrarte sin poder acceder a los equipos ni los víveres, y siempre en el agua (mojado y a merced de los tiburones) y por lo tanto peor que en la balsa. Sólo quiero decir que es algo que podría estudiarse.

Por otra parte, en el caso que os cuento los rescatadores utilizaron dos balsas, y los barcos sólo tienen obligación de llevar una, y era un barco pequeño, de 10 metros. Habría que estudiar si una sola es capaz de hacer flotar un barco, y de qué tamaño.

Y también me ha llamado la atención que se animaran a hacer esta prueba con un material tan caro (una balsa salvavidas oscila entre 1.000 y más de 2.000 euros), aunque quizás utilizaran alguna vieja fuera de servicio.

Ojalá alguna empresa de materiales de seguridad náutica investigue más esta posibilidad.

Con cuidado, navegantes.