Visitas:

domingo, 3 de julio de 2016

Retenidos por el temporal en Embiez.

Hola navegantes.

Lo primero, una foto del barco de guerra hundido que usan en el puerto militar de la isla Levant como rompeolas. Veréis que ya hemos perfeccionado lo de tomar fotos a través de los prismáticos. Parecemos espías.

Hoy se confirmó el pronóstico de vientos del oeste de fuerza 7 y, conscientes del barquito con que nos movemos, nos hemos tomado una jornada de descanso en la isla de Embiez. Un día para la intendencia, poner una lavadora, ir al súper, limpiar la cubierta, etc. Muchos barcos mayores que el Corto Maltés estaban en capitanía prolongando su estancia por el mismo motivo. En estos días el barco parece otra cosa. Pero eso es también la vela de crucero.

Por la tarde nos hemos ido a recorrer la isla con las bicis. Ya os la enseñé en la navegación de ida hacia Italia. Aún así hemos descubierto cosas nuevas. Por ejemplo unas galerías excavadas debajo de la torre del faro, que no comunican con nada, tampoco fueron una mina, y no se sabe por qué fueron excavadas.

Hoy voy a contaros otras cosas de Paul Ricard, el que compró la isla, relacionadas con el mar. Preocupado por la contaminación desde la costa del Mediterráneo estableció en Embiez un centro de investigación oceanográfica y encargó la dirección del mismo a ... Alain Bombard, el famoso médico francés que en 1952 cruzó el Atlántico dejándose derivar en pequeña lancha neumática para demostrar que se puede sobrevivir en el mar extrayendo con una prensa  el agua dulce que tienen los peces en su cuerpo. Se salvo de milagro, gracias a que le llovió mucho, luego fue Ministro de juventud y deportes en Francia, y al final, ya veis, colaboró con Ricard en Embiez. Además Ricard subvencionó a Eric  Tabarly el diseño de los hydrofoils con los que batió el récord de la travesía del Atlántico a vela.

Finalmente, os enseño un invento local para reutilizar las defensas rotas. Se ponen a los lados del transportín de la bici para llevar las cañas. Y la última foto, para que veáis que en los sitios lujosos como Embiez también hay "perlas del pantalán". ¡Qué pena dan estos barcos abandonados!.

Mañana nos proponemos ir a Port Miou, al oeste de Cassis, un puerto hecho en un estrechísimo fiordo. Hasta mañana navegantes.


1 comentario:

Anónimo dijo...

Muchas gracias Alvaro or tu aclaración sobre la ruta. Estoy seguro que la nueva elegida por ti, con el Ródano por medio va a ser también preciosa.
Higinio