Visitas al blog:

miércoles, 4 de mayo de 2016

Naufragué en la A68

Ayer salimos de Santander con el barco en el remolque y ocurrió lo que siempre pensamos que sólo les pasa a los demás. El día más negro del Corto Maltés tuvo que ser en la carretera en vez de en el mar. En algún bache o curva la cincha de aflojó y una de las patas del remolque perforó el casco.

Pasamos toda la mañana en el arcén gestionando un camión que lo recogiera y dónde repararlo. En Santander lo más que me ofrecían era ponerme en la lista de espera para empezar a repararlo dentro de 2 ó 4 semanas. Por suerte en Getxo se han volcado conmigo, me han admitido el barco y reorganizado su trabajo para empezar hoy mismo. Al parecer en 2 ó 3 días puede estar reparado. Si es así, después de ver todo el plan de este verano arruinado después de muchos meses de preparación, empiezo a ver la luz al final del túnel y vuelvo a ser optimista.

Por si fuera poco uno de los capitanes que va a organizar en Getxo la actividad Carpe Diem con los niños de oncología de Cruces me ha dejado instalarme en su barco mientras duren los trabajos con la fibra, que hay que trabajar desde fuera y desde dentro, y no se puede vivir a bordo. ¡Mil gracias, Ander!, navegando se conoce a gente con muy buena entraña. En la última foto mi hogar adoptivo en Getxo (la motora).

5 comentarios:

Anónimo dijo...

¡Que horror Alvaro! y que perseverancia la tuya. Otro habría dado el viaje por anulado, pero al parecer tu te planteas como único incidente inevitable la no presentación del Libro en Gerona.¡E increíble! Y elbaco quedará igual que antes? Lo que no entiendo es esa fotografía de al parecer depositando el barco en el mar.

Bueno, que todo se arregle y podáis salir de Lansá sin más novedades, que ya están bien.

Higinio

corto_maltes dijo...

La foto al lado del mar es cuando salimos de Santander. Las demás son en la autopista. Y la última es el barco que me han dejado en Getxo para quedarme mientras lo arreglan.

corto_maltes dijo...

Y respecto a la segunda pregunta, sí, el barco queda mejor que antes. Si en origen tenía 0.5 cm de fibra, en la reparación tendrá 2 ó 3. Cualquier reparación en fibra queda más dura que el original.

Y respecto a mi perseverancia, no tiene ningún mérito. Sé por experiencia que a la vuelta esto será una gota de mierda en un océano de felicidad. Yo pienso mucho en la frase de P. Coehlo. "Si piensas que la aventura es peligrosa prueba la rutina: es mortal". El que nunca intenta nada nunca le pasa nada, pero qué vida más aburrida.

Anónimo dijo...

En mi correo anterior me preguntaba el significado de la foto de unos barcos, pero ya veo que esa motora negra es la que va a ser tu residencia mientras arreglan el barco. Lo que si parece seguro con esos 2 o 3 días en el taller, el transporte después a Llansá y montar allí nuevamente el barco, es que tendréis que retrasar la salida prevista para el Domingo. Ya nos contarás tus planes según vaya la reparación.

Higinio

Javi Jaurena dijo...

Madre del amor hermoso.
Cuando tengas 80 años y lo cuentes.......serás la risa total.
"porqué se te estropeó el velero?????, por un bache"