Visitas:

jueves, 14 de junio de 2012

Paraiso portugués.

Se ve que a los marinos nos gustan las islas, y sobre todo si son como ésta:


Hoy hemos ido a las Islas Berlengas, a 8 millas de Peniche, después de una navegación a motor por falta de viento. Salimos con lluvia y estuvimos dudando saltarnos las islas, pero cuando ya habíamos decidido no ir, las divisamos en el horizonte y fué una tentación irresistible. Por el camino fué saliendo el sol y ahora veréis en las fotos cómo terminó el día.

Están prácticamente deshabitadas, sólo hay un camping y algunos bungalows para estancias cortas. Tiene un pequeño muelle que sólo se puede usar para embarcar y desembarcar, no para dejar el barco. Por eso cogimos una boya y pedimos a Antonio, uno de los que enseña la isla a los turistas, que nos desembarcara. Aquí veis nuestro fondeo:



Hicimos una excursión a pié al faro de la isla y al famoso fuerte S. Joao Baptista, construido por unos monjes hartos de que los piratas les desvalijaran:

























A primera hora de la tarde fuimos hacia Peniche con el spi, y nos cruzamos con una migración de cangrejos hacia el W (en dirección a la isla). Los había por millares, nadando unos centímetros por debajo del agua. Esto también lo hemos visto en Santander.

Llegamos a la marina de Peniche por la tarde. Estamos en el pantalán más exterior, que es el que destinan a los de paso, y recibe muchas olas de los barcos que entran y salen del puerto. Por ahora el viento nos aleja del pantalán y no golpea, esperemos que siga así toda la noche. La tarifa de hoy es de 14 €, igual que en Nazaré.

Hoy se incorpora Victor a la navegación. Hará unas etapas con nosotros. De momento la de mañana esperamos que nos lleve a Cascais.

A los de Santander os recuerdo que hoy hace un año de la muerte de Mario. Mandamos un cariñoso abrazo a Titi, su madre, y a toda su familia. En cierto modo Mario está en el origen de la decisión de este viaje. Carpe Diem.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Según parece por las fotos, fue un acierto el ir a la isla.
Aprovechando que estáis en Portugal, que ya fue intervenido, ¿cómo se ve el ambiente de las calles?; ¿están los comercios cerrándose como aquí?. Las marinas no me parecen caras, aunque no sé qué calidad tienen los servicios que prestan.
Un saludo.
Willy

Charo dijo...

¡Y algunos pensamos que el viaje iba a ser monótono! Las fotos son preciosas.

Anónimo dijo...

Hola parejita je, je.
La verdad es que me estoy picando y casi todos los días visito el blog. Cada vez creo que está mejor redactado e ilustrado con buenas fotos.
Creo que merece la pena el esfuerzo para que quede bien, pues para los visitantes es más entretenido y al final del viaje tendreis un buen libro de bitacora. Se dice así ?no?
Algunas veces pienso, “Joder vaya paliza que se estan pegando estos tios” pero otras dais envidia,sobre todo cuando visitais pueblecitos, puertos pesqueros, islas etc...
Bueno, un saludo y como he aprendido que se despiden los marineros: “Buenos vientos”.
Jose Cocloco.

Anónimo dijo...

Hola amigos,
He descubierto hace un par de días vuestra aventura en La Taberna del Puerto y he devorado el blog, que seguiré día a día.
¡La vuelta a España en un Tonic! Yo fui armador de un Tonic 23, mi querido 'Raitán', que salió de Gijón y hoy espero que navegue feliz en Galicia con su nuevo armador ferrolano.
Lo dicho, que os seguiré atentamente y si en algo puedo ayudaros desde tierra, quedo a vuestra disposición.
Un abrazo fuerte y buena proa