Visitas al blog:

lunes, 18 de junio de 2012

Enjaulados en el puerto pesquero de Sines.

Hoy salimos de Cascais con destino a Sesimbra. Por el camino fuimos a conocer el estuario del Tajo, con el famoso puente 25 Abril y el fuerte de San Lorenzo, que está en un islote en mitad del delta del Tajo.









































Llegamos a Sesimbra a motor a la hora de comer. Como estábamos frescos por no haber navegado el día anterior y empezaba a salir la brisa nos decidimos a llegar a Sines, 33 millas más, que iba a ser la etapa del día siguiente.

En esta travesía cruzamos el cabo Espichel, que estaba cubierto por una nube recortada que  cubría exactamente el cabo ocultando el faro.

Este mismo fenómeno, que se debe a la diferencia de temperatura de la tierra y el agua, cuando ocurre en una isla sirve para localizarla en el horizonte mucho antes de que sea vista la isla. En efecto, cuando en el horizonte los polinesios veian una nube aislada ponian proa a ella con la seguridad de que la isla estaba debajo.

En Sines nos decidimos por 1ª vez en Portugal a ir al muelle pesquero. Despues de una maniobra larga y pesada, preguntamos a un pescador como se iba al pueblo. Estaba poniendo el candado a una puerta de la valla que rodea todo el puerto, y nos dijo que salieramos por la puerta que estaba al otro lado de un edificio. Al ir a ella estaba igualmente candada. O sea que nos habían dejado amarrar dentro de una jaula.

Ante esta prespectiva cambiamos el muelle pesquero por el pantalán de la gasolinera de la marina que ya estaba cerrada. El pueblo era muy especial. Solo habia WI-FI en el centro de arte , pero que llevaba  3 meses averiado (cosas de los recortes) y en un restaurante que lo había anulado para "que no interfiriese el partido de fútbol de la tele". O sea que no pudimos hacer el blog.
El pueblo está a lado de una refinería de petróleo y  en la punta de un cabo. De esta forma ni tiene turismo ni  la carretera continua a ningún sitio. Así se entiende la sensación de pueblo de la década de los 50. Lo único destacable del pueblo es que aquí nació Vasco de Gama.



2 comentarios:

Anónimo dijo...

Vasco da Gama ocupa el puesto 86 en la lista Los 100, las figuras más influyentes de la historia según Michael H. Hart.
Solo por eso merece la pena haber pisado el pueblo que le vió nacer.
Sería como, para un aficionado al fútbol, ver el pueblo de Pelé o de Maradona.

Willy

Anónimo dijo...

Hola, que viaje más bonito, me encantan las fotos, mucho ánimo chicos.
Conchi desde Muriedas.