Visitas al blog:

viernes, 8 de junio de 2018

Una navegada preciosa.

Hola navegantes.

Hoy recorrimos tranquilamente Saint Gilles porque la etapa era corta y podíamos salir tarde. Llegamos al estanque de barcos de juguete, que es una atracción muy original para los niños.


Hicimos la compra y salimos a las 13 h. Fue una navegación veraniega, con sol y el mar llano como una cama con la sábana recién estirada. Unos cuantos bordos y nos hicimos las 22 millas hasta la isla de Yeu en 7 horas, todas a vela en una ceñida maravillosa.



A media tarde salió por la radio un PanPan de una motora con incendio a bordo pidiendo ayuda y remolque hasta Saint Gilles. El señor tenía la voz rara y al principio nos pareció que estaba llorando. La de salvamento marítimo le pidió el teléfono (cuando hay incendio puedes quedarte sin batería y la radio deja de funcionar) y al cabo de un rato dijo a la lancha de salvamento que había hablado con el señor y "el pánico se había reducido". Pero claro, el interesado lo estaba oyendo por el canal 16 y quiso dejar claro que de pánico nada, que los dos a bordo estaban muy tranquilos y habían apagado el incendio, pero seguían necesitando remolque porque se habían quedado sin motor.

Estaban como a 6 millas de nosotros, pero claro, con nuestro fueraborda no podíamos remolcarle. Finalmente les fue a recoger la lancha de Salvamento de Saint Gilles. El señor siempre hablaba con la misma voz y era su tono lo que hacía parecer que estaba en pánico. Pero no debía querer quedarse en su pueblo con el sambenito de que tuvo pánico. Toda la conversación fue por el canal 16.

En port Joinville hemos recorrido el pueblecito y cenado en una creperie después de ver la puesta de sol.


Hasta mañana navegantes.

No hay comentarios: