Visitas:

miércoles, 13 de junio de 2012

Fiebre alta (39,5º).

Hoy hemos llegado a los 39,5 º (¡huy perdón!, que son de latitud, no de fiebre). Salimos de Figueira sin prisa, por el pronóstico de viento favorable y trayecto corto. Al salir nos cruzamos con la flota pesquera que volvía a puerto, y fijaos qué botes auxiliares usan para pescar, más grandes que el Corto Maltés:


Al salir de la marina nos devolvieron la fianza que siempre nos piden por la llave del pantalán y las duchas. Pero fijaos qué sistema y a ver si alguien me lo explica. Ayer me pide el dinero justo, me abre el sobre para que lo meta yo, me lo manda cerrar y firmar encima del cierre. ¡Y esta mañana me lo devuelve abierto! (con el dinero, eso sí). Luis y yo no dábamos crédito a lo que veíamos. ¿Habría una cámara oculta?. Por cierto la marina nos costó 16 €.

El trayecto fué sencillísimo. Si ayer hicimos todas las combinaciones posibles de velas, hoy sacamos el espí en Figueira y no le tocamos hasta Nazaré, a rumbo directo y a unos 6 nudos. Hemos descubierto un sistema para descansar de estar tanto tiempo sentados en la bañera: cruzamos una escota y vas agarrado como en las zodiac, sin dificultad para guardar el equilibrio:


No sabemos si el hada que nos dejó Ana para darnos suerte está funcionando o no, porque unos días parece que nos da suerte pero otros... Hoy ha sido de los que sí.


Al principio de la tarde llegamos a Nazaré. Decimos al principio de la tarde y no la hora exacta porque no sabemos ni en qué hora vivimos. Después de 3 días en Portugal nos enteramos que aquí es una  hora menos.
Es un puerto moderno, cuando yo conocí Nazaré subían los barcos de pesca para descargar arrastrándolos por la playa con un tractor. Antes de eso, con bueyes. En los recuerdos turísticos hacen alusión a este pasado:





Al entrar en el puerto nos recibió un personaje que creimos reconocer de lo que habíamos leido en las guías naúticas. Un capitán, Michael Hadley, y su mujer Sally, entraron en Nazaré para refugiarse de una tormenta mientras volvían a Inglaterra. Lo que iba a ser una escala de una noche, se convirtió en 11 años y ahora  viven en su barco en este puerto, ayudando a los barcos de paso y en la gestión de la marina. Su barco es una réplica en hierro del famoso Spray, del capitán Slocum, el primero que dió la vuelta al mundo a vela en solitario. Pero muy mejorado en su superestructura y habitabilidad:



No sólo nos enseñó todos los trucos de esta marina, sino que Sally nos prestó su bici para que pudiéramos ir los dos al pueblo, que está a unos 3 Km del puerto.


Esto nos ha permitido aprovechar muy bien la tarde. Hemos recorrido el pueblo y la playa. Una parte de la playa la usan de secadero de pescado, y nos sorprendió que entre el pescado cuelgan objetos infantiles, como chupetes o zapatitos. ¿Para qué será?. Se lo preguntamos a una señora pero no nos entendió.





























 Otra curiosidad es que hay en la calle paneles para anuncios como este, de alguien que ha perdido ¡una mochila infantil! y la gratificará. ¿Qué habría dentro?.

Y otra curiosidad el estado del travelift. ¿Dejaríais que subiera vuestro barco?

Mañana saldremos para Peniche, con escala en las islas Berlangas si el tiempo lo permite. Muchas gracias a Michael y Sally, habéis sido muy amables. Esperamos que os vaya todo bien y volvamos a vernos.


9 comentarios:

moderador dijo...

Estáis diciendo que esta pareja inglesa lleva 11 años en ese puerto, porque entraron en una tormenta y se quedaron? ... No me lo puedo creer!

mario gutierrez gaya dijo...

que bueno !!!! qeu caras mas agradables los de la parejuca de yayos . He estado viendo todos los post , un placer la narración qeu estáis haciendo y las fotos qeu nos ofrecéis , seguir contándonos !!! saluducosssss..........

Anónimo dijo...

Gracias por el post de ayer. Muy completo y bien ilustrado con magníficas fotos. La verdad es que cada día está más interesante el Blog.
Muy bien por la navegantes británicos.

Saludos,
Willy

Anónimo dijo...

Hola Álvaro, saludos desde la novia del mar.
Buenos vientos y buena suerte

José Miguel

Anónimo dijo...

¡Ay, esa fiebre! Debe de ser la que os hace olvidar que el horario en Portugal es como en Canarias, pero en la Península.

¡¡¡Bravo por Michael y Sally!!! No me extraña que se quedaran a vivir en el precioso Nazaré.

Deseandoós buenos vientos. C.B.

Anónimo dijo...

Se me olvidaba felicitaros porque el post también va viento en popa con comentarios ¡desde las 3 de la mañana! y sólo son las 9. C.B.

Anónimo dijo...

Hola :-).

Lo del sobre, lo abrieron para ver si de verdad habíais metido la pasta, no vaya a pasar como en las bodas, que la gente da un sobre con papeles de periódico dentro :-P, o igual necesitaban cambio... Para eso lo mejor es preguntar.

Ana nos regaló a nosotros un hada de esas para la nueva casa. Nos dijo que era un regalo "muy útil y práctico" :-).

Me alegro de que lo estéis pasando bien, ahora, eso sí eh!, no os quedéis 11 años en algún puerto, no vaya a ser esto como lo de "Mi marido??, no sé, se fué hace 10 años a comprar tabaco y todavía no ha vuelto".

Un abrazo. Pablo

corto_maltes dijo...

Si, exactamente. 11 años se han quedado. Hay que tener en cuenta que son Ingleses y en Inglaterra llueve, hace frío, niebla, el mar es entratable etc. Después de venir de Grecia se les hizo muy cuesta arriba volver al frío....y se quedaron.

Anónimo dijo...

Os sigo siguiendo,,,,,jejeje. Fantastico el repor. Muy bueno el invento para el equilibrio y mejor aún el trato que le dais al "pepiño" protegiendolo del sol.
Buena proa !!!!!
Aguirre