Visitas:

lunes, 19 de junio de 2017

¡¡¡Pues sí que empezamos bien!!!

Hola navegantes.

Ayer salimos a las 8 de Santander con dirección al oeste, con pronóstico de vientos fuertes del nordeste que nos vendría muy bien. Se cumplió por la mañana, y las primeras 7 horas navegamos sólo con el espí a 5 nudos, una maravilla. Pero a las 15 horas de acabó el viento y tuvimos que hacer las 4 horas restantes, hasta las 19h que llegamos a Llanes, a motor. En total han sido 47 millas en 11 horas.

Lo malo es que desde que salimos nos dimos cuenta de que fallaba la batería. Enseguida se descargaba a pesar de la buena insolación, que la carga a través de los paneles solares, y por la tarde a pesar de las 4 horas de motor, que la carga por el alternador. En resumen, que rindió su alma porque ya tenía 5 años, y era un recuerdo de nuestra cuenta a España (la compramos en Vigo).

Ana llamó desde Santander a todas las estaciones de servicio de San Vicente y Llanes a ver si alguna que estuviera abierta tenía baterías, sin resultado. Entonces llamamos a una buena amiga, Paz G. Ullate, que veranea en Parres, y nos puso en contacto con un navegante local, Tino Burgos, que nos resolvió el problema. A pesar de ser domingo consiguió que un taller de baterías le abriera para comprar una nueva y nos la llevó al barco en Llanes, evitándonos hasta el recado de varios kilómetros cargando con los casi 20 kg de la batería. Solidaridad marinera. Por la noche estaba todo instalado y funcionando.

Durante la navegación vimos un pez luna y todo el día hizo un sol radiante y un calor raro para nosotros. Pero por la noche refrescó y dormimos como las ondinas en los sacos de plumas, que el año pasado decidí que traería al barco hasta en verano, harto de pasar frío.

Y fue una gozada poder ducharse a bordo y con agua caliente, pues ayer estrenamos la ducha.

Hasta mañana navegantes.

2 comentarios:

Daniel Tribaldos dijo...

Bueno se resolvio todo felizmente, te deseo que sea esta la primera y ultima de las averias.
Te ire siguiendo estos dias, por el blog.
Saludos y buena travesia, Daniel.

Alicia Santos dijo...

¡Menudo susto el de la batería! Menos mal que lo pudisteis solucionar rápido... Estoy poniéndome al día con vuestras aventuras, ¡disfrutad!
Alicia