Visitas:

lunes, 27 de julio de 2015

El mal pronóstico suele acertar.

En efecto, acertó y seguimos apalancados en Pornichet sin poder salir de puerto por el mal tiempo. Viento del W de fuerza 5 con rachas de 6 que en alta mar nos arriesgaríamos a afrontar si no fuera de cara, pero que aquí, con la entrada del Loire rodeada de bajos fondos, escollos, rocas y varios naufragios, y teniendo que entrar precisamente en bajamar, nos ha parecido imprudente. Para mañana mejora todo y esperamos poder remontar el río entero en una sola marea.

Por suerte aquí lo tienen previsto todo y tienen un folleto titulado "qué hacer en Pornichet?". Lo malo es que si no te gusta el casino y no hace un día de playa, lo demás lo agotas enseguida.

Hemos ido a hacer un recorrido ciclable por los alrededores, viendo muchísimas casas originales, porque a finales del siglo pasado la gente pudiente competía en originalidad contratando arquitectos famosos. La más sorprendentes una que tenía en el jardín un auténtico búnker de hormigón de la guerra mundial. Es una casa al borde de la playa. Como eso no se transporta, suponemos que compró el terreno con el búnker dentro y en vez de deshacerse de él lo conservó como detalle original. Me encantaría ver al dueño y preguntarle.

También os pongo unas fotos del mismo muelle de varar que os enseñé ayer pero en pleamar. Así parece otra cosa.

Y para terminar una imagen de Eric Tabarly en la cristalera de un bar. Es otro de los mitos franceses de la vela. Nació aquí al lado, en Nantes. Un gran regatista con muchos récords en regatas trasatlánticas y algunos inventos técnicos que revolucionaron el mundo de la vela. Creo que fue él quien inventó el "calcetín" del espí y el lastre de agua, y quien desarrolló el concepto del trimarán como el barco más veloz posible. Pero como procedía del mundo militar (y perdonadme la generalización, que como siempre tiene sus excepciones) tenía un fondo chulesco que le hacía decir que el chaleco salvavidas y el arnés eran cosas de señoritas. Murió ahogado cuando se cayó de su barco en el mar de Irlanda en un temporal. La tripulación no consiguió rescatarle. Estaba haciendo una maniobra subido a caballo en la botavara, en medio de un temporal de fuerza 8......... sin chaleco.

Por la tarde hemos visto el curioso cartel de la última foto. Resulta que Pornichet está hermanado con San Vicente de la Barquera, en Cantabria. ¿Tendrá que ver con la regata Pornichet-San Vicente?

Hasta mañana navegantes.

No hay comentarios: