Visitas al blog:

jueves, 22 de septiembre de 2016

Dibufirma de San Vincenzo.

Hola navegantes.

El 2 de junio maneció lloviendo pero finalmente escampó y llegamos a San Vincenzo, haciendo toda la etapa en un solo bordo de través, veinte millas en 4 horas. La ciudad es principalmente un resort de vacaciones en el mar, y en temporada baja tiene poco que ofrecer. La gente compensaba con su amabilidad lo poco que podía ofrecer el pueblo. Fuimos a la oficina de turismo y la chica nos dijo que las cosas que se podían visitar ascendían a dos: el puerto y la calle comercial. Del puerto veníamos, y la calle comercial la recorrimos andando en 15 minutos, y eso mirando bien los escaparates. El día siguiente alcanzaríamos nuestro destino al salir de Santander: la Isla de Elba.


Ver entrada del 2 de junio.