Visitas al blog:

domingo, 4 de septiembre de 2016

Con los grumetillos a la Isla de la Campanuca.

Hola navegantes.

Ayer fuimos con los grumetillos a la Isla de la Campanuca, porque coincidía muy bien  la pleamar con nuestro horario de navegar. 

Después de llegar a sus inmediaciones en una hora de navegación extraordinaria, con una brisa del Nordeste deliciosa, estuvimos dando unos bordos por la canal que va a Astillero antes de meternos en la zona de bajos fondos. Con la altura de marea adecuada llegamos por fin a fondear junto a las islas. Hacía tan bueno que casi todos nos bañamos. A las 18 h. vino la Cruz Roja para ayudarnos a desembacar. En la isla buscamos, como siempre, la planta de la colonia, y esta vez descubrimos que también había moras, con las que complementamos la merienda, y laureles, de los que nos llevamos unas ramas para cocinar. 

A la vuelta a bordo volvimos a bañarnos, merendamos y salimos de vuelta con el tiempo justo porque ya había empezado a bajar la marea y aquello, en baja mar, es una ratonera. Cuando nos íbamos apareció por allí una parte de la colonia de cisnes (unas doscientas parejas) que vive en las proximidades de la cercana ensenada de Elechas. La procedencia de estos cisnes en libertad es un misterio, desconociéndose si son asilvestrados procedentes de alguno de los muchos jardines de Santander donde se introdujeron con fines ornamentales, o si son ejemplares migratorios procedentes de Francia. Como sea, han encontrado en esta zona Sur de la bahía su hábitat y permanecen por aquí todo el año. 

Entre tanto bueno se nos hizo tarde, y aunque iniciamos la vuelta a vela y a favor de la marea, como no íbamos a llegar a nuestra cita con los padres acabamos el día a motor.










No hay comentarios: