Visitas al blog:

miércoles, 26 de junio de 2013

Explorando el Río Cubas.

El lunes 24 exploramos el Río Cubas con los niños de Valdecilla.Se llama así a los últimos meandros del río Miera, sujetos a la influencia de la marea (por lo tanto es una ría) que desemboca en el extremo Este de la bahía, entre la península de Pedreña y el arenal del Puntal. Actualmente es navegable en unas cuatro millas desde su desembocadura en Somo, a través de numerosos meandros que discurren entre un paisaje de pastos y tierras de cultivo, muchos de ellos ganados al mar mediante rellenos que han disminuido su lámina de agua prácticamente a la mitad. El problema para los veleros es el puente que cierra su entrada. Se inauguró en 1977 y a cambio de acortar en 20 kilómetros la distancia por carretera de Santander a Somo, bloqueó el acceso a este bellísimo estuario a los veleros, que ya no pudimos pasar con nuestros mástiles por debajo de sus arcos. Sólo los pocos afortunados que disponen de barcos con vela latina (con un mástil más corto que se suple por una verga abatible) pueden acceder. Por eso la excursión al Río Cubas con los niños debemos hacerla en motoras.


¿A que parece mentira que este paisaje selvático esté aquí al lado de Santander?. Al final del río una liana cogada de un arbol altísimo nos permite jugar a Tarzán. Este año el agua estaba helada y, la verdad, nos bañamos poco. Tenemos que repetirla.