Visitas al blog:

sábado, 31 de marzo de 2012

EL BIDON DE SUPERVIVENCIA.

Lleva lo necesario por si hubiera que abandonar el barco: un inflable, algo de agua y comida, bengalas, espejo de señales, linterna flasch estanca, bocina de niebla, una filástica, etc. Si el barco se hunde es lo primero que hay que echar al agua, y a continuación todo lo que flote (defensas, chalecos, la tabla de surf, los colchones, etc.). El bidón siempre tiene que tener una cámara de aire (o sea, no llenarle hasta arriba) para que flote. Y siempre que se le meten cosas nuevas comprobar que sigue flotando (¿os imagináis que en el momento de necesitarlo comprobáramos que se va a pique?). Le hemos situado debajo de la mesa de cartas.  Además conviene llevar siempre encima el móvil dentro de una bolsa estanca, con el número de la Emergencia Marítima memorizado (900 202 202). Este número se eligió precedido por un 900 para que fuera gratuito, y porque el 202 simula la palabra SOS.
Alvaro.