Visitas al blog:

jueves, 7 de marzo de 2019

Habrá libro de la vuelta a Francia.

Hola navegantes.

La Editorial ExLibric ha vuelto a recoger el guante y va a publicar el libro de  nuestra vuelta a Francia el verano pasado. Su título, "Ladrar al espejo (la vuelta a Francia del Corto Maltés"). Como sabréis, en un Tonic 23 salimos de Santander, ascendimos la costa atlántica hasta Bretaña, a continuación el Canal de la Mancha hasta cerca de la frontera con Bélgica, y finalmente descendimos por los ríos y canales del interior de Francia hasta el Mediterráneo. Sorprendentemente los mares gruesos de Bretaña y Normandía no fueron lo difícil del viaje, sino las aguas interiores, colmatadas de algas y sin recursos para apoyar a la navegación de recreo, que casi nos obligan a abandonar por sucesivas averías del fueraborda.

Tres meses, más de dos mil millas y el descubrimiento de trece ríos son el balance de la circunnavegación de Francia. Una colección de anécdotas y sitios maravillosos y sorprendentes, como la navegación bajo la Torre Eiffel o por el río La Rance, frenado por una presa mareomotriz que provoca mareas artificiales, independientes de la luna. Antes de salir habíamos estudiado las múltiples dificultades del recorrido, que casi nos hacen desistir de intentarlo con ese barquito. Pero por el camino fuimos comprendiendo que esas advertencias eran como el perro que ladra a un espejo y se asusta de sí mismo (de ahí el título). Pasa mucho en la vela, de tanto repetir los posibles peligros terminamos creyéndonoslos, alimentando nuestros propios temores y los de los demás. Está claro que esos peligros existen, pero sobre todo si no se planifica bien y uno termina en el lugar inapropiado en el peor momento. Pero finalmente el Corto Maltés (un velerito de seis y pico metros de eslora y con un fueraborda de 8 CV, y al final del viaje de 6 CV) pasó por todos esos sitios y circunstancias, teóricamente tan peligrosos, sin ninguna dificultad, disfrutando día a día de la navegación sin ningún incidente grave.

El libro está ilustrado con “dibufirmas” (el nombre de los puertos de recalada transformado en la silueta de un barco) y ha sido prologado por Santiago González Zunzundegui, navegante transmundista vasco, que en su velero JoTaKe dio la vuelta al mundo con su familia. Este es el índice:



    Prólogo, por Santiago González Zunzundegui.
1    Los peligros de la circunnavegación de Francia, y el porqué del título.
2    Los preparativos.
3    Como siempre, el Purgatorio de Las Landas.
4    Conociendo el Río Charente y el Joshua de Moitessier.
5    Las primeras islas.
6    El complicado Río Etel y las islas Groix y Glénan.
7    El mítico Raz du Seine.
8    La Rada de Brest y el río Aulne.
9    Otros rincones escondidos y el río Elorn.
10    El Finisterre francés y la entrada en el Canal de la Mancha.
11    El río Trieux y la llegada a Saint-Malo.
12    Las mareas artificiales de La Rance.
13    El Corto Maltés en el Reino Unido y el Raz Blanchard.
14    Arromanches, el desembarco (fallido) de Normandía.
15    Los acantilados de Normandía y los primeros problemas con el motor.
16    Una despedida del mar preciosa.
17    Primeros problemas en los canales.
18    Llegamos a París.
19    A punto de abandonar.
20    El largo túnel y un motor nuevo... que también falla.
21    A propulsión hacia el Sur.
22    Un fin de viaje muy, muy raro.
23    Resumen, conclusiones y balance personal.
Anexo 1    Escalas y millas recorridas.
Epílogo    A mi barco.



1 comentario:

Daniel dijo...

Me alegro mucho, espero con ansia su publicacion y la presentacion en la libreria Robinson.
Abrazos, Daniel.