Visitas al blog:

lunes, 30 de octubre de 2017

¿Volverán los cargueros a vela?.

Aunque parece casi inverosímil, es posibe que sí. Con la subida del coste del petróleo, parece absurdo cruzar el Atlántico con el viento de popa y no aprovecharlo. El problema es que se necesita mucha tripulación para manejar las velas. Pero en algunas zonas entre las islas del Pacífico ya hay veleros que utilizan sus grandes bodegas para el transporte de "pequeñas" cargas, aun que en este caso "pequeñas" significa varias toneladas. Utilizan una tripulación acorde al trabajo de navegación y son poco rentables.

Pero hay un proyecto de construir un supertransporte de coches con propulsión hibrida (diesel-eléctrica) y a vela, como el de la foto.


 Lo está estudiando la empresa alemana Sailing Cargo y se trataría de un barco de 170 metros de eslora y 25 de manga, con capacidad para transportar 3.000 coches. La superficie vélica sería de 5.000 metros cuadrados repartida en 4 mástiles, con mecanismos electrónicos de plegado y desplegado para no necesitar mucha tripulación para su manejo. Podría navegar a entre 12 y 16 nudos, y las emisiones de CO2 se reducirían un 80% respecto a un transporte convencional. Estéticamente casi da ternura ver esas pequeñas orzas antideriva debajo de ese casco monstruoso.

Ojalá en el transporte marítimo se imponga también la moda vintage, en beneficio del planeta. Cuesta creer que se abandonara un transporte que utilizaba un medio de propulsión como el viento, que es de las pocas cosas (si no la única) que aún son gratis en la vida, y encima  no contamina.

No hay comentarios: