Visitas al blog:

lunes, 7 de noviembre de 2016

Sembrando la semilla.

Claro, intentando que comprendan desde pequeños lo que es la vela de crucero y desmitificarla como deporte de millonarios. Esta vez me invitó el Colegio José de Escandón, de Soto de la Marina, a través de una de nuestras grumetillas, Susana, que estudia allí. Les conté anécdotas de la vuelta a España y, sobre todo, de la más reciente navegación a Bretaña con el Corto Maltés. Les conté especialmente las características de la navegación en los lugares de bajamares enormes, como la bahía de Arcachón, que se seca en sus cuatro quintas partes al retirase la marea y el barco se queda apoyado en lo que antes era el fondo del mar. O el paso de Gois, esa carretera que une la isla de Noirmoutier con el Continente, y que cuando sube la marea queda cuatro o cinco metros bajo el nivel del mar y se puede navegar por encima de donde antes circulaban los coches. O el espectáculo del río Loire, con  sus corrientes de marea de hasta 9 nudos y las sorpresas que te depara su cauce. Y luego, ¡qué tios!, no paraban de preguntar. Una reunión muy agradable y productiva.


2 comentarios:

ceip jose escandon soto de la marina dijo...

¡Muchísimas gracias por tu visita Álvaro! Estamos deseando volver a tenerte por aquí para que nos cuentes otro de tus viajes. Hasta pronto.

corto_maltes dijo...

Gracias a vosotros, chicos. Tenéis un grupo de chicos y chicas maravillosos, educados, que levantaban la mano para preguntar y no se cortaban un pelo para no quedarse con dudas. Gente con buena entraña. Un abrazo y hasta cuando queráis.