Visitas:

jueves, 25 de febrero de 2016

Cambiando la funda de los obenques.

Pues eso, son unos envoltorios de plástico en torno al cable de los obenques, que sujetan el palo. Su función es evitar cortarse los dedos si en un traspiés te caes al agua e intentas, de forma refleja, evitar la caida agarrándorte al obenque. Todo el peso de tu cuerpo, escurriendo a través de los dedos flexionados sobre ese alambre bajo tensión, hace el efecto de una sierra de pelo, y han ocurrido hasta amputaciones. Una medida de seguridad baratísima (3 € cada funda) y yo diría que imprescindible. No dificultan la inspección periódica de los obenques porque se pueden subir y bajar a voluntad. Pero con el tiempo van desgastándose y al cabo de unos años su deterioro hace dudoso que cumplan su función. En el Corto Maltés los hemos renovado de cara a las navegaciones estivales:


3 comentarios:

Daniel Tribaldos dijo...

No sabia esto de las amputaciones por agarrarse a un obenque, mira cada dia se aprende una cosa nueva. Gracias.

corto_maltes dijo...

Pues a un amigo le pasó con una invitada, que perdió un dedo. Mi amigo mismo le aconsejó que le denunciara para ver si le indemnizaba con algo el seguro. Pero el juez dictaminó que era un riesgo inherente a la navegación y rechazó su petición.
Es mejor prevenirlo, y uno mismo se mueve por el barco más tranquilo con los obenques enfundados.

corto_maltes dijo...

Pues a un amigo le pasó con una invitada, que perdió un dedo. Mi amigo mismo le aconsejó que le denunciara para ver si le indemnizaba con algo el seguro. Pero el juez dictaminó que era un riesgo inherente a la navegación y rechazó su petición.
Es mejor prevenirlo, y uno mismo se mueve por el barco más tranquilo con los obenques enfundados.