Visitas al blog:

lunes, 21 de septiembre de 2015

Buscando opérculos en la Isla de la Torre.

Hola navegantes. Ayer fuimos con los grumetillos a la Isla de la Torre para buscar opérculos. Son las tapas mineralizadas que usan las caracolas para tapar el agujero de entrada a su concha. Tienen una estructura helicoidal porque van haciéndola más grande en superficie a medida que la caracola crece. Se usan en joyería para colgantes o pendientes.

La Isla de la Torre tiene un playazo de piedras rodantes (algunos años entra arena y tapa las piedras, pero este año no) que es el sitio ideal para buscarlos, porque allí las caracolas son batidas entre las piedras por las olas, y muchas se rompen y sueltan allí el opérculo.

Hizo una tarde impresionante de sol y de viento  que nos permitió aprovecharla para navegar a vela a buena velocidad. Fondeamos en los alrededores de la isla.



Desembarcamos en la rampa de la Escuela de Vela y luego tuvimos que bajar al playazo por una escala:


Dedicamos toda la parada a escarbar entre las piedras, consiguiendo varios opérculos y algunas orejas de mar y otras caracolas:


Volvimos a puerto hacia las 20 horas, ya con el sol poniéndose lo que daba una luz especial a la bahía. Una tarde redonda.

Hasta la próxima.