Visitas:

miércoles, 19 de marzo de 2014

Preparando el Corto Maltés para la bahía de Arcachon.

En efecto, este verano nuestro destino va a ser la bahía de Arcachon, a la que no pudimos entrar en la vuelta a España (ver post del 19-8-12). Es una bahía enorme, de unos 200 Km2 (como comparación la de Santander tiene aproximadamente 20) que se comunica con el mar por un paso de poco más de dos kilómetros y con muy poco fondo. En ese paso se forman corrientes de marea impresionantes que sólo permiten la entrada y la salida en pleamar y con buena visibilidad, pues las boyas están bastante separadas. Además hay una zona de prácticas de tiro del ejército francés a ambos lados de la entrada.

Hasta hace pocos años había dos pasos para entrar, pero el del Sur recibió tantos arrastres de arena que se cegó y ya no es utilizable. Así pues sólo queda el del Norte, y es tan peligroso que las boyas y balizas no están iluminadas, algo inaudito y que se hace precisamente para que nadie se arriesgue a entrar de noche.

En la costa, a mitad de la antigua entrada Sur, está la famosa Duna de Pila (o de Pilatos) formada hace varios miles de años, de tres kilómetros de largo y unos cien metros de altura. La duna está creciendo constantemente y se está moviendo hacia el interior cinco metros cada año, enterrando un bosque de pinos que tiene detrás e incluso viviendas particulares, sin que nada se pueda hacer para evitarlo. Se usa para parapente y para tirarse por la arena de la duna con esquíes o paipos.

El interior de la dársena de Arcachon hay una islita preciosa, la Isla de los Pájaros, con edificaciones construidas sobre pilotes en el mar, y numerosos pequeños puertos como los del Mar Menor, con la diferencia de que en Arcachon las bajamares los dejan secos.

Todo ello nos hubiera apetecido conocerlo de cerca, pero en la vuelta a España no llegamos con las condiciones idóneas (llegamos de noche y no era pleamar) y no pudimos entrar. Podríamos habernos quedado en alta mar en los alrededores y enfrentar el paso con la pleamar siguiente, pero nos dio pereza perder así una jornada de navegación y estábamos deseando llegar a casa después de tres meses navegando sin parar alrededor de la Península. Por eso dejamos esta escala para mejor ocasión, y esa ocasión ha llegado.

Para poder disfrutar de la bahía en su totalidad nos ha hecho falta conseguir unos puntales para que el barco pueda quedar en seco sin desequilibrarse y caerse de lado. En efecto, casi todos los puertos del interior de la bahía se secan en bajamar, incluso los que tienen pantalanes, y el barco tiene que estar preparado para posarse en el fondo sin problemas. El Corto Maltés es de orza abatible pero tiene en el fondo un quillote en el que se apoya.  Este quillote es una seguridad pues es de hierro y si te posas en piedras o conchas aguanta mejor que si apoyas el casco de fibra de vidrio, pero a cambio ofrece un equilibrio precario que hay que mejorar con los puntales.

Ha sido difícil encontrar acomodo para los puntales cuando no se usan, por su tamaño, pero al final lo hemos conseguido a ambos lados de la cabina:




Además os enseño unas fotos de otro Tonic 23 apuntalado para que veáis cómo funcionan:




Lo que más me preocupa es el primer aterrizaje, porque los puntales son extensibles y tengo que graduarlos a la altura del barco, que sólo conozco por las referencias técnicas del astillero. Pero como estén mal dadas el barco se inclinaría y hasta podría caerse de lado sobre sí mismo. Espero que lo calculemos bien. Para los siguientes dejaré hecha una marca de seguridad a la longitud adecuada.

10 comentarios:

Fernando - Andua dijo...

Lo que me queda por aprender...

No se si coincidiremos en fechas, pero si puedo iré por carretera a veros. Tengo algún conocido en Arcachón, por el trabajo, mayoristas de pescados.
Hace tres años estuve viajando (por carretera) hasta allí dos o tres veces por semana.
Es una bahía increíble, preciosa. No dejéis de probar las ostras que recogen allí.
¡ Ah, y los lenguados ! Dicen que son los mejores del mundo...

corto_maltes dijo...

Fernando, yo también sigo aprendiendo. Nunca me he metido en una bahía que se seque y creo que lo más emocionante va a ser ir navegando hasta quedarte sin agua bajo la quilla... y entonces quedarte a dormir allí. ¿Te imaginas?. ¡Hasta el viernes 28 en Hondarribia!.
Alvaro.
Por cierto, Roge Blasco me va a entrevistar en su programa de EITB el lunes 24 a partir de las 15 horas, con motivo de la presentación de la vuelta a España en vuestro club náutico.

corto_maltes dijo...

Por cierto, si alguien de los que va a ir a la presentación de la vuelta a España en Hondarribia quiere que le dedique el libro con una dibucarta, que se lo diga a Marcela en el propio Club Náutico, con suficiente antelación para que me dé tiempo a hacérsela.
Alvaro.

Fernando - Andua dijo...

Si, hablé con Roge ayer y me lo dijo.
Te escucharé sin duda.

Anónimo dijo...

Álvaro, vaya plan chulo! cuando este verano pasado compramos el Tonic y lo trajimos a Blanes, visitamos dos candidatos en Arcachon, y navegamos en uno de ellos por la bahía. Uno estaba en el puerto de Arcachon, que no se llega a secar y mantiene canal. El otro lo dejaba fondeado y una de las razones de la venta era que no le gustaba dejarlo con "béquilles" porque le entraba fango y piedrecillas por la zona del quillote y se le llegaba a atascar. Cuidado! Cuando finalmente compramos en el estuario del Gironde, dormimos algún día clavados en el barro, una sensación extraña para navegantes del Mediterráneo como nosotros. No hay problema, siempre que aciertes en una zona de barro fino sin piedras. (el nuestro es de quilla fija).
Yo este año igual me cruzo a Mallorca...a ver, a ver!!
Bueno, un abrazo!!
Fernando

corto_maltes dijo...

Pero Fernando, ¿os posásteis en el barro con un barco de quilla fija y sin apuntalar?. Eso sí que es equilibrio. A mí me parece arriesgado, se puede desequilibrar y caer de lado con los daños que ya te imaginas.

¿Seguiste haciendo la crónica del viaje por escrito?. A mí sólo me mandaste hasta el 21-7-13. Que por cierto me encantó porque me trajo buenos recuerdos de nuestra travesía por el Canal de Midi.

Un saludo

Alvaro.

Anónimo dijo...

no, no!! En el Gironde, al menos en determinadas zonas que te recomiendan, el barco se va clavando en el barro. Es una sensación muy extraña, poco a poco el barco se mueve menos (estando amarrado, cuando andas o te mueves tienes esa ligera percepción de estar a flote) hasta que de repente echas en falta ese mínimo vaivén y es que te has clavado del todo. Es un barro muy líquido. Jo, quedarse solo sobre la orza y el timón sería una pericia circense!
Mira: http://www.bernezac.com/mornac_port_098_02_980.jpg
Por eso es muy importante donde amarras/fondeas, pues hay zonas con gravas, barro duro o restos de construcción que serían un problema sin bequilles


Respecto al viaje, que fue un placer, acabamos haciendo un álbum de fotos digital con cientos de fotos y comentarios que espero que un día podamos compartir. Yo pensaba que este año os veníais al Mediterráneo!

fernando

corto_maltes dijo...

Nunca me imaginé que una orza pudiera clavarse poco a poco en el barro hasta estar suficientemente honda como para sujetar el barco en equilibrio. ¿Llega a estar el casco en el barro?. ¿Alguno de los de la foto es el tuyo?.
Alvaro.

Anónimo dijo...

pues es que se clava prácticamente hasta la línea de flotación, la orza queda fenomenal de hecho! No, no tengo foto clavado en el barro, pero mira un ejemplo de Plassac: http://estuairegironde.pagesperso-orange.fr/ports/port-plassac-panorama.JPG
Si buscas en google images Mortagne-sur-gironde, Blaye etc..te saldrán más fotos. A mi me llamó también la atención, pues recuerdo estar abarloado a un velero de unos 40 pies de acero en un canal de Mortagne....yo no daba crédito, pero allí es lo más normal. Por cierto, compré los CDs de este caballero http://www.keepturningleft.co.uk/. Lleva quilla doble (biquilla que no béquilles). Echa un vistazo a los videos online, son GENIALES! Lleva 5 años dando la vuelta a U.K, metiendose por todos los estuarios con calma y con un velerito de 7 m.

un saludo

fernando

Daniel Tribaldos dijo...

Que buena idea esta, para el verano, que os vaya bien y os salga todo segun lo habeis planificado.
Saludos, Daniel.