Visitas al blog:

martes, 20 de noviembre de 2018

Dibufirma de St. Helier (Isla de Jersey).

Hola navegantes.

De La Rance fuimos directamente a la Isla de Jersey, la más grande de las Islas Anglonormandas. El curioso nombre le viene de un héroe vikingo del siglo IX llamado Geirr, con el sufijo “ey” (muy utilizado en los países nórdicos y que significa “isla”): Isla de Geirr. Es inglesa pero con un estatus especial, parecido a Gibraltar. Su Jefe de Estado lo designa la reina de Inglaterra y su representación internacional y defensa son responsabilidad del Reino Unido. Es un paraíso fiscal, no existe el IVA, y se la considera una isla sofisticada y cosmopolita. Como ejemplo, el puerto estaba lleno de esos barcos cuyos propietarios toman el caviar con cuchara sopera y tiene la flota más grande de Rolls-Royce del mundo (más de 50). Aunque solo mide 16 kilómetros en su parte más larga, y no sé si en el Rolls podrán pasar de tercera.

Hace raro imaginarse una isla inglesa tan cerca de Francia (está a 13 millas de Francia y a 90 de Inglaterra) y de hecho en épocas prehistóricas estuvo unida al Continente. En el siglo XI Normandía e Inglaterra eran la misma monarquía, pero en la Edad Media Inglaterra perdió muchas de sus posesiones en el Continente y conservó sus islas en el Canal. Jersey emite sus propios billetes y monedas, sus propios sellos, y por tener tiene hasta su propio idioma, el “jersiais”, derivado del normando.

St. Helier es un enorme puerto deportivo y comercial y la capital de la isla. Como llegamos con la marea baja tuvimos que esperar tres horas para pasar el umbral. Echamos allí la siesta y al despertarnos vimos que una chica había dejado en el barco unas hojas impresas. Pensamos que sería el cuestionario de aduanas, pero ¡qué va!. Era de una tienda que vendía productos libres de impuestos, principalmente tabaco y licores, y el cuestionario era para ver cuántas cajas querías de cada uno. Luego te lo llevaban al barco para que no te molestaras ni en cargarlo. Así nos va.


Ver entrada del 17 de julio.

No hay comentarios: