Visitas al blog:

sábado, 9 de junio de 2018

Una buena galopada hasta La Turballe

Hola navegantes.

Hoy madrugamos para una larga travesía hasta Belle Ille,
pero nos cayeron unos chubascos y no pudimos salir hasta las 7 h. Entre ese retraso y que al salir no hacía demasiado viento, calculamos que llegaríamos a Belle Ille al atardecer, con la baja mar, lo que nos impediría entrar en su puerto a flote, que tiene una esclusa que sólo abre el pleamar. Como por la noche tampoco abre, no podríamos acomodarnos hasta mañana al mediodía, teniendo que pasar esta noche amarrados a una boya y sin poder bajar a tierra. Por eso preferimos venir a La Turballe, en el Continente justo enfrente de Belle Ille. En la Turballe se puede entrar con cualquier marea y nos permitirá ir a Belle Ille mañana por la mañana, y hacernos las 26 millas que las separan antes de que abran la esclusa.

Al final se levantó el viento y nos hemos hecho las 41 millas en 12 horas, en una larga galopada siempre con el espí, y alternando la mayor con el Génova atangonado el orejas de burro según de dónde viniera el viento. Una gozada.


Al pasar frente a la desembocadura del Loire, río precioso que exploré en mi anterior viaje a Bretaña, nos sorprendió ver mercantes fondeados a 12 millas de la costa, esperando la subida de la marea para meterse por el río. Es impresionante ver barcos fondeados en mitad del mar, y comprender el poco calado que debe haber en la desembocadura de este río, que lo hace tan peligroso. Está plagado de pecios.

Llegamos a La Turballe con las oficinas cerradas y nos hemos abarloado a un velero francés con 3 parejas a bordo, que nos ha invitado a un aperitivo y nos han dado algunas instrucciones para las etapas siguientes. Tres de ellos son de Brest y me han dado consejos para las navegaciones con Ana. Me han desaconsejado firmemente varar en el entorno del monte Saint Michel por la peligrosidad de la marea, por aquí nadie lo hace.

Mañana iremos a Belle Ille y posiblemente nos quedemos dos días para conocer la isla y descansar de las últimas etapas. Además está anunciado un temporalillo del Norte con hasta fuerza 7 para el martes, lo que a lo mejor nos retiene en Belle Ille un día más. Pero como es una isla preciosa, y con el puerto protegido con una esclusa, es un buen sitio para que te pille un temporal.



Hasta mañana navegantes.

No hay comentarios: