Visitas al blog:

lunes, 11 de junio de 2018

La vuelta a Belle Ille en un 4L.

Hola navegantes.

Hoy hemos alquilado un 4L para dar la vuelta a Belle Ille. Es curioso los coches que todavía circulan y se alquilan en las islas.


Para no hacer un recorrido turístico de Belle Ille solo voy a contaros algunas cosas que me han llamado la atención relacionadas con el mundillo náutico.

En primer lugar cómo hemos maleducado a las gaviotas. Ya en vez de pescar prefieren buscar en la basura, esperar a que les des de comer, o más directamente robarte la comida: te dan un susto, se te cae el bocadillo y se lo comen ellas.


En segundo lugar, que por aquí algunas iglesias han sustituido el crucifijo por un barco, que ocupa el lugar preeminente en el altar. El crucifijo entonces lo sitúan en el coro, a espaldas de la gente. Lo hemos visto en varias iglesias. Incluso hemos visto barcos sobre la estructura de sacarlos en procesión, como a los santos.



Luego, que los puertos de varada están bastante guarretes, con fondos de basa y piedras. En la medida de lo posible intentaré evitarlos.

También la utilidad que se puede dar a un velero abandonado: montarle la botavara al revés y utilizarla de tendal.


Y, como siempre, lo bonitos que pueden ser algunos faros,  como el de la Pointe des Poulaines, en la punta norte de Belle Ille, o éste, el Grande Phare, de 52 metros de alto, en la costa oeste:


También hemos estado en las Aiguilles de Port Coton que inspiraron una acuarela a Monet:



Finalmente se confirma el temporal para mañana martes, o sea que nos quedaremos en Belle Ille un día más, a refugio. El miércoles intentaremos llegar a la isla de Groix.

Hasta mañana navegantes.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Cómo vais ganando latitud. Veo que estais en Le Palais. Precioso sitio.
Conservas La Belle Illoise aunque la fabrica está en Qiberon. Las sardinas y otros productos en lata,. como las de aquí pero hay que ver como presentan los envases.Un lujo para su atracción
Los barcos en modelo,exvotos,abundan en las iglesias bretonas. En Galicia se ven algunos.
Saludos
Javier. Beiramar