Visitas al blog:

domingo, 3 de junio de 2018

Hay barcos... y barcos.

Hola navegantes.

Hoy se ha despedido Iker y yo me quedo en La Rochelle dos días a esperar a mi amigo Mario, mi siguiente tripulante, que me acompañará hasta Brest. Serán dos días de pausa para descansar, resolver temas de intendencia, y disfrutar un poco de La Rochelle, que además está preparando un festival náutico a partir del miércoles, y habrá mucho ambiente. Al principio me dijeron que en el Puerto Viejo sólo podría quedarme hasta el domingo, por la cantidad de barcos que esperan. Pero finalmente hoy ha pasado lo que casi siempre me ocurre (ventajas de un barco pequeño) que me han encontrado un hueco de un barco local y podré quedarme aquí, en pleno centro de La Rochelle y en medio de todo el ambiente de barcos clásicos, hasta el martes.

Como no hay novedades de navegación, os enseño algunos de los barcos que hemos visto en los extremos del espectro.

En lo más cutre, las famosas "joyas del pantalán" que adornan algunos puertos, y que ya os dije que en Rochefort eran legión. ¿Que tristes historias esconderán estos barcos abandonados, algunos muy valiosos, dejados a pudrir en un sitio lejano?. Ya os comenté que en Rochefort incluso estaban penalizados con una tasa de atraque más alta, por la mala imagen que dan al del puerto. A veces ocultan el fallecimiento de su capitán, y el desinterés por la náutica de los herederos. Otras veces dramas personales, rupturas sentimentales o aburrimiento por seguir navegando, y un capitán solitario acaba de ermitaño en una de esas ruinas hasta el descanso eterno, lejos de su familia y hasta de su pais. Y otras veces a optimistas patológicos que dicen que están preparando el barco para dar la vuelta al mundo, pero ya llevan 10, 15 o 20 años haciéndolo sin darse cuenta de que el tiempo no pasa en balde.



En el otro extremo los barcos de millonario, barcos de muchos ceros en el talonario, que siempre habían sido de motor y empiezan a ser de vela como un esnobismo más del propietario. Porque cualquier parecido de la navegación en esos palacios flotantes con la noción que tenemos de la vela es pura superchería. Barcos que pagan más de 1.000 euros por noche en las puertos de tránsito, que necesitan varios marineros contratados y se permiten todas las excentricidades, como el catamarán de la foto que lleva, como vehículo auxiliar para desplazarse, un quad anfibio:


 Luego están los barcos históricos y sus réplicas, como el Joshua, del que os hablé ayer, o el galeón Andalucía, abanderado en España, que se encuentra en La Rochelle para el festival que os he anunciado y con cuya tripulación compartimos unos agradables momentos ayer:



 Y por último los barcos con un uso atípico, como este mercante que es nada menos que el Museo Marítimo de La Rochelle:


 Hasta mañana navegantes.


4 comentarios:

Anónimo dijo...

El France 1. Allá por los años sesenta del pasado siglo permanecía en medio del Atlantico en el denominado punto K ( de ahí que se le llamase barco K ) para recibir y trasmitir información meteo. Los septuagenarios como yo lo recordarán en la referencia que se hacia al mismo en TVE en la emisión de El Tiempo, después del Telediario de las 9 de la noche.
En fin, historia...aunque supongo,Alvaro,que tu ya lo sabias.
Buena travesía y a la espera de tus diarios reportajes.
Javier. Beiramar 2

corto_maltes dijo...

Javier, ¡no me digas que el museo marítimo de la Rochelle es el barco K!

Anónimo dijo...

Realmente creo que se trataba de dos barcos, France 1 y 2. Se les asignaron éste y otros puntos aunque el primero finalizó su función en el punto R ( Romeo ).
Cuando todavía no se habian expandido ampliamente los satélites para la meteo, al oir a Mariano Medina y sucesores mencionar al barco y posición y verlo en el mapa de tv, me producía ello una maravillosa sensación que me llevó a señalarlos en un atlas. También recuerdo que escuchaba en France Inter un boletin para navegación de altura en la que mencionaban esos puntos. Bueno, me estoy poniendo nostálgico. A la recherche du temps perdu....
Por cierto y hablando del pasado y del Joshua, tengo una foto con éste barco de hace 29 años cuando estaba en la Ville en Bois de La Rochelle recién retornado.
Javier. Beiramar 2

corto_maltes dijo...

Gracias por la información tan detallada, Javier. Un saludo.