Visitas al blog:

domingo, 27 de mayo de 2018

Pronto con bricolajes.

Hola navegantes.

Así es, hemos navegado dos días y ya estamos con bricolajes. Por lo pronto hoy hemos presentado el libro de la navegación a Bretaña en el club náutico de Hondarribia, donde nos han recibido con la amabilidad de siempre. Pero la tarde la hemos dedicado Ana y yo a dos pequeñas reparaciones.

Primero, en el trayecto de Elanchove a Hondarribia apreciamos una pequeña filtración de agua en la proa, que humedecía el colchón de proa. Al parecer proviene del cáncamo que el Corto Maltés lleva en proa para subir el barco al remolque tirando con el cabrestante. Lo hemos desarmado y sellado con sikaflex. De momento no ha quedado muy lucido, pero ahora vamos a lo practico, que es ver si en la siguiente etapa filtra agua o no, y ya tendremos tiempo de dejarlo bonito.


Por otra parte, como en Elanchove las crucetas quedaban a nivel del muelle, nos dimos cuenta de que la driza del Génova estaba deshilachada en su entrada al palo. Un desgaste muy preocupante, porque si se rompe, el Génova se viene abajo en navegación y la driza se cae por el interior del palo. Eso te obliga a esquilarte a él para pasar una nueva, lo que es un peliculón y casi imposible de hacer mientras navegas, por los movimientos de balance. Por suerte aguantó, y lo hemos cambiado en puerto sin problemas.


En la siguiente foto, el Corto Maltés bajo la Capitanía del puerto de Hondarribia.


Mañana se incorpora Iker e intentaremos llegar a Capbreton, el puerto ideal para luego saltar a Arcachon o al estuario del Garona, las dos etapas peores de nuestra ruta hacia el norte. Por suerte el pronóstico es favorable, con vientos del oeste que nos permitirán navegar con el viento por el través, y no demasiado fuertes (fuerza 3-4). Ojalá se confirme, creo que ya me lo merezco porque siempre que he navegado por las Landas, y ya va a ser la sexta vez, me ha tocado sufrirlas hasta el punto de considerarlas un Purgatorio necesario para llegar al paraíso de Bretaña.

Hasta mañana navegantes.

2 comentarios:

tyler dijo...

Mucha suerte , es un tramo de costa con unas corrientes terribles, ya nos contaras. Buena proa.

Anónimo dijo...

"Lo inútil, lo imposible, esto es lo más tentador para el hombre".Michelet J. 1992. "El mar". Miraguano Ediciones.
Miguel Óscar