Visitas al blog:

miércoles, 25 de abril de 2018

Nada nuevo bajo el sol.

Hola navegantes. 

¿Os acordáis de Mat, el chico que quería cruzar el Atlántico en una especie de tonel blindado de 1 metro de eslora, y que tras dos intentos tuvo que abandonar?. Os lo conté en las entradas del blog de 16 de febrero de 2018, y 10, 15 y 20 de abril de 2017. Pues ahora me he enterado de que en 1936 otro pirado, el americano Ernest Biegajski, intentó cruzar el Atlántico en un bidón de pepinillos. Si, aquí le veis haciendo las "pruebas de estabilidad" (en aquella época hasta los aventureros iban con chaqueta, corbata y sombrero):


Tiene gracia la similitud de la foto con las pruebas de estabilidad de Mat en el Undaunted:




Ernest era del estado de Buffalo, y así bautizó a su "barco". El bidón de pepinillos estaba estabilizado lateralmente con 4 volúmenes de corcho que se ven en la primera foto, y tenía una vela cuadrada en un mástil de 3 metros de alto. Invirtió en el "barco" su paga de licenciamiento del ejército y no sabía navegar. Por suerte hizo las pruebas del engendro en uno de los Grandes Lagos, el lago Erie, entre Canadá y EEUU, con un resultado tan catastrófico que abandonó la idea de cruzar el Atlántico. Menos mal. En eso fué más intelgente que Mat, cuyo primer intento se frustró por un problema técnico que no había detectado ya que no había hecho pruebas de mar antes de lanzarse a la travesía del Océano, y el segundo por un problema administrativo que tal vez le salvó la vida.

No hay comentarios: