Visitas al blog:

viernes, 16 de marzo de 2018

Velas inflables.

¿A que os parece raro este barco?:



Parece un chiringuito cutre y flotante, pero es la última tecnología vélica. Lo han desarrollado dos suizos en el lago Leman y se trata de una vela inflable sobre un mástil telescópico. Inflada, la forma de la vela es simétrica e imita un ala de avión en vertical. Pesa mucho menos que un palo y todo su aparejo con una vela clásica, lo que reduce el centro de gravedad con lo que aumenta la estabilidad y la ligereza de la embarcación, y también disminuyen el balance y el cabeceo:


 El mástil telescópico es de aluminio y la vela inflable de tela de espinaker ligero.  Para tomar rizos se acorta el palo a la vez que se desciende una parte de la vela. Para trasluchar la vela cambia de banda pasando por la proa, ya que no hay obenques ni estays, y lo hace además sin flamear, con lo que la maniobra es mucho más suave y fluida.

 
La parte mala es que necesita un ventilador que mantenga la presión de aire en el interior de la vela (en travesías te arriesgas a quedarte sin batería y que la vela se desinfle y se te venga abajo), y sobre todo... ¡lo fea que es!. Yo no la quiero por mucho que corra el barco.

No hay comentarios: