Visitas al blog:

viernes, 16 de febrero de 2018

¿Os acordais de Mat?.

Es ese chico del que os hablé el año pasado (entradas del blog del 10, 15 y 20 de abril) que pretendía cruzar el Atlántico en un velero de un metro de eslora:




 Más que un barco parece un tentetieso, con más manga que eslora y con una orza profundísima y unos depósitos amarrados a los lados que aumentan su estabilidad.





 Lo bautizó  "Undaunted" ("Impávido") y esta es su dibufirma:

 

Inició la intentona desde La Gomera para llegar a Florida en abril de 2017, pero volvió a tierra a las pocas horas de salir de puerto por un  problema con los timones que no habían detectado en las pruebas de mar. Además el barco de un espectador colisionó con él, y aunque no hubo daños mayores (el barco es de aluminio) hizo temer por su integridad en el recorrido. A ello se juntó que los trámites aduaneros se habían prolongado mucho y la salida se había atrasado, lo que no garantizaba que alcanzase el otro extremo del Océano antes del pico de actividad de los huracanes, que es a finales del verano.

Con todos estos ingredientes Matt decidió volver a EEUU e intentarlo de nuevo en otoño. Dejó el barco empaquetado en La Gomera y en diciembre de 2017 regresó para volver a intentarlo:

No hay comentarios: