Visitas al blog:

domingo, 11 de febrero de 2018

Los grandes también "fallan".

Hola navegantes.

Nuestro plano de navegación más difícil este verano (Bretaña y Normandía) estará macado por las fuertes corrientes de marea y los fuertes vientos, como ya conté. No es improbable que algún día tengamos que dar media vuelta y volver al puerto del que habíamos salido por no poder con los elementos, o que calculemos mal una marea y nos quedemos varados a pasar la noche. Pero no hay que avergonzarse.

Me estoy leyendo los artículos de la vuelta a Francia del Sun 2500 de Voiles et Voiliers, en que un equipo de navegantes recorrió las costas de Francia, aunque sin cerrar el círculo por las aguas interiores, como intentaremos nosotros.  Pues hasta ellos, con el apoyo externo que tenían, se quedaron más de una vez varados por la bajamar donde no debían, o tuvieron que dar media vuelta y volver al puerto de donde habían salido porque se les invirtió la corriente de marea y no pudieron contra ella.


 Y lo más alucinante: el mismo François Gabart, que acaba de batir el récord de la vuelta al mundo en solitario en 42 días y pico, confiesa en una entrevista en Voiles et Voiliers (febrero de 2018) que a él también le ocurrió. Al pasar entre las islas de Molene y Ouessant, en el Finisterre francés por donde pasaremos nosotros, se acercó mucho a Ouessant, la más exterior, se quedó desventado por la isla, contra el viento y la corriente, y estuvo navegando marcha atrás. Como ya había pasado la línea de llegada todo su equipo de apoyo, que estaba recibiéndole, saltó a bordo para ayudarle con la maniobra.


O sea que si nos pasa a nosotros, ahora que no me oye nadie, por favor... discreción.

No hay comentarios: