Visitas al blog:

sábado, 13 de enero de 2018

Cruzar un Océano... marcha atrás.

Hola navegantes.
Cruzar el Atlántico en un vela ligera, a remo, a la "godille", en tabla de surf, ¡hasta nadando!. Pues si creíais que lo habíais visto todo atención a éstos que quieren cruzarlo en marcha atrás:

http://www.oceanscanner.fr/

La idea ha surgido de un grupo polifacético de marinos, investigadores, empresas y artistas, lo que desde mi punto de vista empieza a decir algo de la seriedad del asunto. La parte marítima consiste en atravesar el Océano en marcha atrás, con un velero que irá amarrado, como ancla de capa, a un contenedor que frenará su proa, de modo que hará todo el viaje "navegando" hacia su popa.



El proyecto "científico" consiste en un nuevo modo de estudiar los océanos, dejándose derivar por la corriente. La parte empresarial consiste en que diversas empresas utilizarán el proyecto para testar sus materiales. Y la parte artística, hacer una película sobre cómo se va creando un ecosistema en torno al contenedor que lastra el velero.



El conjunto saldrá en noviembre de 2018 de Canarias y derivará a la velocidad de un nudo hacia el Caribe, calculándose 4-5 meses para llegar. Los organizadores afirman que medirán la salinidad, oxígeno disuelto, clorofila, biomasa, turbidez, fluorescencia, microplásticos y contaminantes en todo el trayecto, como si fuera una novedad cuando en realidad se ha hecho miles de veces mediante otros navíos, boyas oceanográficas y hasta satélites, pero bueno... El velero no izará las velas para nada, irá derivando frenado por la masa del contenedor (de 6 metros), que a su vez irá frenado por una boya de señalización cuyo objetivo es que el contenedor no se atraviese.

 El velero irá tripulado por un equipo que se relevará cuatro veces en el trayecto, mediante otro velero acompañante. Los organizadores afirman que si tienen éxito repetirán la experiencia en otros Océanos. El que no corre vuela. A mi no me gustaría ser el dueño del velero, siempre con el temor de que en la bajada de una ola el contenedor se te venga encima por la proa, y haciendo 2.800 millas a reculones, con lo que eso hace padecer al timón. Pero el protagonista de todo, Jo Le Guen, un remero oceánico hiperconocido en Francia (también se ha dedicado a la política) ha debido encontrar un buen esponsor.

No hay comentarios: