Visitas:

miércoles, 19 de julio de 2017

Un viento de Fórmula Uno.

Hola navegantes.

Hoy el pronóstico se cumplió y nos ha beneficiado mucho. Ha habido todo el día un SW de fuerza 5 que nos ha venido por la aleta o por la popa, ya que nuestro rumbo hoy era hacia el Norte y luego hacia el Este. Salimos de Muxía con el cielo completamente cubierto pero pudimos hacernos la foto delante del santuario del que os hablé ayer. Ya entonces nos agarró el SW que os comentaba, y con las dos velas izadas hemos hecho todo el camino a entre 5 y 7 nudos, con poca ola y sin el agobio del Sol, al que no hemos visto en toda la jornada. En resumen, que nos hemos hecho 50 millas en 9 horas y media, todas a vela, y hemos llegado a La Coruña.

A mitad del camino doblamos las islas Sisargas. Son un archipiélago de 3 islas (Sisarga Grande, Sisarga Chica y La Malante), que tienen un paso de unos 400 metros entre ellas y el Continente, no recomendable salvo en tiempo muy clemente porque está sembrado de escollos y sin balizar. Las pasamos por fuera para no arriesgar, porque con ese viento cualquier descuido entre los escollos puede ser fatal. Un barco que nos seguía atajó por dentro de las islas y nos adelantó en la curva. Era el Xainos, con León, Pilar y María José, que habíamos conocido en Muros y Muxía y que luego nos estaban esperando en Coruña para tomar una cerveza. Claro, ellos tienen el barco en Coruña y se conocen bien estas aguas, y no es la primera vez que las pasan por dentro. Jugaban con ventaja.

Mañana seguiremos hacia el Norte con un pronóstico igual de favorable que hoy. A ver si nos cunde igual y podemos pasar otro de los grandes cabos, el de Ortegal. Además cambiaremos la guía Imray de la costa atlántica por la más conocida de nuestra costa Cantábrica, una tontería pero que nos acerca más a casa.

Hasta mañana navegantes.

No hay comentarios: