Visitas:

viernes, 28 de julio de 2017

De San Vicente de la Coerción a casa.

Hola navegantes.

La noche terminó sin incidentes y por la mañana, con la pleamar, salimos de San Vicente de la Coerción (perdón, de la Barquera) hacia Santander. En la canal de salida coincidimos con un velero vasco que entró ayer con nosotros y sí utilizó la boya "de cortesía". Ayer de tres que entramos sólo se quedó uno, lo que os da idea del abuso.

Nos contó que le dijeron que había un "pantalán de cortesía" (se sobreentiende que gratuito) para los barcos de paso. Al acercarse vio que no era un pantalán sino una boya, y no le dijeron que tenía que pagar los 17 euros hasta que hubo terminado la maniobra. El botero cobra 5 euros por cada viaje de ida o de vuelta, o sea que una bajada a tierra te cuesta 10 euros (la distancia a recorrer es de 20 a 30 metros).

El botero sólo trabaja hasta las 21 h. con lo que no te da tiempo a cenar en el pueblo, por lo que la medida tampoco va a beneficiar a los restaurantes.

No les dieron recibo ni factura, y esta mañana que quisieron pedirla no había nadie para atenderles. Claro, los barcos entran por la tarde y es cuando hay que cobrar, lo que pase por la mañana cuando se van no importa.

Siento mucho que esto ocurra en mi tierra pero es lo que hay, y es bueno que se conozca. También aquí, como en Cudillero, van a matar a la gallina de los huevos de oro.

Esperamos llegar a Santander a media tarde.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Impecable travesía de vuelta.
Una vez más, enhorabuena.
Iker