Visitas:

domingo, 25 de junio de 2017

Por fin volando sobre las olas.

Hola navegantes.

Esta mañana se marchó Fernando y hasta que llegó Iker me dediqué a la limpieza general del barco con mi ayudante, como podéis ver en la primera foto. También a preparar la comida porque íbamos a salir tarde para una etapa larga y movidita. Además recorrí la Coruña en bici y me deprimió encontrar en la iglesia de San Agustín la misma guarrería que vimos el año pasado en una iglesia de la isla de Elba. Una esquina de la iglesia olía a letrina, y es que allí, a la derecha de un altar, se usaba de urinario.

Salimos a eso de las 13 h para una etapa de 36 millas hasta Laxe. Pensábamos hacerla en unas 9 horas, pero no nos importaba porque aquí estos días está anocheciendo después de las 22 h. Pero hemos tenido todo el día un Nordeste de fuerza 5-6 con las olas por la aleta, que nos ha permitido unas medias de velocidad altísimas, literalmente volando sobre las olas, y con el cielo despejado. Hicimos la primera mitad del recorrido con la mayor en el primer rizo y el Génova al 50 %, a 6-7 nudos de velocidad, y cuando ya era insostenible sólo con el Génova a 5 nudos. Finalmente devoramos las 36 millas en 6 horas y media.

Llegamos a Laxe a las 19.30 h y nos abarloamos a un pesquero. Su patrón nos dijo que saldrá a pescar a las 4.30, o sea que tendremos que levantarnos para ayudar en la maniobra y seguir durmiendo. Luego fuimos a conocer el pueblo y en bici hasta su faro. El pantalán de barcos pequeños, donde nos quedamos en la vuelta a España, ha desaparecido. Se lo llevó un temporal y no lo han repuesto. El Faro es muy chiquitín y tiene la escultura de una mujer con su bebé mirando al horizonte, esperando la vuelta de los pescadores, un tema que se repite en las esculturas de los pueblos de pescadores como los acordes del bolero de Ravel. Luego cenamos a bordo y planificamos la etapa de mañana. Según la meteorología nos quedaremos en la ría de Camariñas o intentaremos pasar el cabo Finisterre.

Hasta mañana, navegantes.

PD. Perdón, me confundí en la primera foto.

No hay comentarios: