Visitas al blog:

viernes, 9 de junio de 2017

Dibucarta de la ex-isla de Escombreras.

Esta es la dibucarta de réquiem por la isla de Escombreras que hice durante la vuelta a España, tomada del capítulo 15 del libro:



Se empieza a leer en el hombro derecho y dice:

“Hola navegantes. Como habéis aprendido en el blog una isla también puede morir. Basta abandonarla a la codicia de una empresa petrolera y dejar que la integren en un muelle como quien enjaula a un pájaro. Esta dibucarta es un réquiem por la Isla de Escombreras que ya no tiene ningún futuro. Snif!!”.


No hay comentarios: