Visitas al blog:

martes, 11 de abril de 2017

Un navegante muerto en el mar.

Así es, los equipos de rastreo han encontrado el cadáver del patrón de un velero del que se había perdido el rastro el pasado sábado en aguas de Castellón, según ha confirmado Salvamento Marítimo. El único tripulante del velero "Covadonga" era el abogado valenciano Francisco Puchol-Quixal. El cadáver ha sido hallado en las cercanías de Alcanar (Tarragona) pero el velero ha aparecido, vacío, en una playa de Gandía (Valencia). Nadie se explica lo ocurrido, pues salió para una travesía corta, de Benicarló a Peñíscola (3 millas) y hacía buen tiempo. El barco siguió navegando en línea recta 87 millas, posiblemente con el piloto automático, hasta empotrarse en la playa. Nunca se insistirá lo suficiente en que cuando se navega solo hay que ir con chaleco y arnés, y con una línea de vida arrastrando por la popa por si te caes al agua. Descanse en paz.







No hay comentarios: