Visitas:

domingo, 12 de marzo de 2017

Vietnam: cestas de mimbre como anexos, y consideraciones moteras.

Ya os lo adelanté ayer: en Vietnam usan como anexos de los barcos unas cestas semiesféricas hechas con el mismo mimbre que tejen los sombreros. Luego las impermeabilizan con algún producto que no es infalible, porque hay que ir achicando contínuamente. Su consistencia es frágil y cualquier golpuco les hace un agujero:


No me supieron decir por qué las hacen redondas en vez de alargadas, pero esa forma, sin quilla, hace muy difícil remar porque tienden a dar vueltas sobre sí mismas en lugar de avanzar. Por eso se rema con un solo remo ciabogando, en vez de con uno por cada lado:


También se las puede hacer avanzar a saltos, poniéndose de pie y agarrándose a un cabo, haciendo subir y bajar la parte que hayas elegido como "proa" igual que si montaras a caballo en un rodeo. De hecho se hacen carreras populares con esa forma de propulsión. A pesar de su frágil apariencia las usan como anexos de las embarcaciones de pesca y resisten hasta ser remolcadas cargadas de gente o de pescado:


 Fuimos a probarlas al Río de los Perfumes, una ría que se adentra en le tierra cerca de Hoian. Allí nos introdujimos en una barca por los manglares, en una zona tan protegida del mar que en vez de fondear con el ancla, se amarran con un cabo a los cocos de agua de la orilla:


Por el camino pudimos ver cómo aprovechan los viajes los vietnamitas, con barcazas que navegaban casi sumergidas de tan cargadas que las llevan:


También pudimos ver los deprimentes efectos del calentamiento global y la subida del nivel del mar, al que Vietnam es especialmente vulnerable. Playas que están siendo sumergidas por el agua y tienen que proteger con sacos terreros para que no se lleve al mar las edificaciones:


Y gente que protege sus parcelas al lado de la ría con restos de la guerra:

 

Por otra parte nos gustó ver que han encontrado una forma de reutilizar las ruedas de las motos, que hasta hace poco eran un residuo inútil. Las usan como base para el crecimiento de los criaderos de ostras, en las que  cultivan perlas:


Cuando ya las han recogido las esparcen por el suelo en las carreteras secundarias, para que los coches, al pasar sobre ellas, rompan las conchas y las vayan desprendiendo. Luego las reutilizan para nuevos cultivos.

Y como Vietnam no sería nada sin sus motos, de las que hay millones, os pongo algunas de las escenas moteras típicas de Vietnam. Es habitual ver carriles enteros ocupados por motos, y en un semáforo esperar mil  o dos mil motos a que se abra. Se tolera que aparquen en la acera perpendiculares a la marcha, para que quepan más, y los peatones tienen que ir por la calle:



Se tolera circular sin casco, aunque hay unos especiales para chicas con una muesca para la coleta:


Se tolera que circulen dos, tres, cuatro y hasta cinco personas en una moto:




Los más que vimos fue una madre con 4 niños (cinco en total) en la misma moto, y todos sin casco. Llevan hasta bebés, y se han recogido fotos con hasta 7 personas en la misma moto:


Se tolera que circulen en dirección prohibida hasta por el arcén de las pocas autopistas, y además circulando contra una marabunta de motos que les vienen de frente. Vimos hasta una madre con dos niños, todos sin casco, por el arcén de una autopista en dirección contraria. En una calle de Hanoi un guardia vio a tres chicas en una moto circulando en dirección prohibida, y lo más que hizo fue avisarlas con un megáfono de que se bajaran de la moto y continuasen andando, lo que hicieron hasta el final de la calle prohibida donde volvieron a montarse las tres.

De hecho han diseñado asientos especiales para niños y  bebés justo en el sitio que en España está prohibido, entre el conductor y el manillar:




No está prohibido todavía hablar por el móvil, pero es que vimos a chicos en moto con dos pasajeros (3 en total) conduciendo con una mano y contestando wasap con la otra. Y llevan en la moto todo tipo de cargas inverosímiles:




Y por supuesto conducen las motos hasta niños. Nosotros en el viaje íbamos tres personas, y a dos las atropellaron, por suerte sin consecuencias porque eso sí, se circula muy despacio. No quiero ni pensar lo que será Vietnam cuando los que ahora tienen moto se puedan comprar un coche.

video

Y al llegar la noche...



No hay comentarios: