Visitas al blog:

jueves, 3 de noviembre de 2016

Dibufirma de Portovenere.

Hola navegantes.

En Pisa embarcó mi amigo Fernando Pascual para acompañarme las siguientes etapas.  La primera nos llevó a Portovenere y la sorpresa fué la tarifa de temporada alta, 79 euros por noche, algo prohibitivo y el récord de este viaje. No dijimos nada pero qué cara se nos pondría que la responsable de la Capitanía nos dijo que como la franja era para los barcos menores de 10 metros y al nuestro le falta mucho para esa talla, nos lo dejaba en 50, que si nos parecía bien. Una curiosa subasta a la baja en la que sólo participaba la que iba a cobrar. Y un ejemplo de que los barcos pequeños caemos bien. Nos consolamos cuando nos dijo que un megayate pagaba cerca de 1.400 euros por noche, y sólo por el sitio porque obviamente esos no bajan a ducharse o al baño a los aseos del puerto.

Nos acercamos a la otra marina que hay en Portovenere, el Pontile Ignazio, para preguntar sus tarifas y comparar. Son cuatro simples pantalanes sin espigones de protección, creo que sin ningún servicio, y esperábamos que fuera más barata. Aquello estaba muy desangelado, sin nadie en los pantalanes ni un edificio de oficinas donde preguntar. Nos dirigimos a uno de los bares de la zona y nos dijo que lo gestionaba un tal no recuerdo, que no tenía horario fijo de permanencia y que a lo mejor tal vez más tarde pasaba por el bar. Con tantas buenas referencias decidimos quedarnos donde estábamos.


Ver entrada del 20 de junio.

No hay comentarios: