Visitas al blog:

lunes, 10 de octubre de 2016

Con el Cherne a Bilbao.

Hola navegantes.

Este fin de semana hemos ido con Pompeyo en su barco, el "Cherne", un Harmony 34, a Bilbao. La travesía de ida fue a motor por falta de viento, con la desagradable sorpresa de que durante su estancia en Santander le habían robado el gasoil del depósito. Creyendo salir con más de medio depósito (más de 60 litros) al mirar el registro estaba casi a cero. De milagro llegamos al puerto de Laredo a repostar y nos entraron 127 litros, o sea que los ladrones lo habían apurado bien. Llegamos a Bilbao en unas 10 horas, incluyendo una de entrada a Laredo y repostar. Pasamos bajo el puente colgante de Portugalete.

 Llegamos por la ría hasta el Museo Marítimo, justo bajo la grúa "Carola"que fue la más potente de España (levantaba 60 toneladas). Funcionó hasta 1984 en que cerraron los astilleros Euskalduna y la adquirió el ayuntamiento bilbaíno que la donó, junto al resto de las instalaciones, para el Museo Marítimo. Su cabina de mandos está a 35 metros sobre el suelo. Debe su nombre a una mujer que cruzaba la ría en un «gasolino» desde Deusto para ir a trabajar en Hacienda. Era tan atractiva que llegaba a parar la producción del astillero cada vez que pasaba, y la grúa era un sitio privilegiado para seguirla con la vista. Se cuenta que uno de los directivos le dijo: “Señorita, me saldría más rentable pagarle un taxi todos los días para que no cruzase la ría”. Hoy será una venerable anciana y espero que el tiempo haya pasado tan bien por ella como por la grúa que la inmortalizó.


 El domingo volvimos con un suspiro del Nordeste  que por la mañana no nos permitía navegar a vela, pero por la tarde fué aumentando y pudimos izar la mayor y el foque y, apoyados por el motor al ralentí dada la gran distancia a recorrer, vinimos a más de 6 nudos. Hicimos el recorrido esta vez en ocho horas. Llegamos a Santander a media tarde sin comer, y aún nos dió tiempo a fondear en la bahía para una comida tranquila. Al volver a Marina pasamos junto al Megayate A, del magnate ruso Andreu Melnichenko. Nos le habíamos cruzado también al llegar a Bilbao, cuando él salía y nosotros entrábamos.


Lo que más me impresionó es que le vimos también en junio en Saint Tropez, durante nuestra vuelta de la isla de Elba en el Corto Maltés. Nos asustó porque al salir a estirarnos por la mañana le vimos fondeado justo a nuestra popa, y pensamos que era un submarino de guerra. Vale que tiene una tripulación profesional de 42 personas, pero es que ha dado la vuelta completa a España y recorrido parte de la costa mediteránea de Francia en 3 meses para venir al Cantábrico. Curioso que le atraiga tanto nuestra costa para este viaje larguísimo, después de haber estado en todos los sitios pijos de la jet en la Riviera francesa e italiana. Tenía los dos garajes de estribor abiertos, para presumir bien de todos los barcos "auxiliares" que lleva a bordo. Nosotros vimos por lo menos ese triángulo isósceles que debe ser una motora, yo nunca había visto una motora igual; además una semirrígida enorme, una zodiac y dos motos de agua.




Pero eso es sólo lo que se veía en los dos garajes de estribor, porque tiene otros dos a babor y uno en popa. Si lo sacara todo a la vez necesitaría un pantalán sólo para sus barcos y juguetitos auxiliares.Merece la pena que curioseeis sobre el barco para que veais cómo conciben otros la náutica:

https://megaricos.com/2014/09/16/eche-un-vistazo-al-mega-yate-a-de-300-millones-de-un-billonario-ruso-disenado-por-philippe-starck-cvideo/

http://www.embelezzia.com/barcos-de-lujo/el-megayate-a-propiedad-de-andrei-melnichenko

2 comentarios:

Savreh dijo...

Así que estabais en el Cherne! Os vi fondeados en la entrada a la canal de Pedreña, me pareció saludar a Pompeyo.

Savreh dijo...

Así que estabais en el Cherne! Os vi fondeados en la entrada a la canal de Pedreña, me pareció saludar a Pompeyo.