Visitas:

jueves, 11 de agosto de 2016

Dibufirma de Port Gardian, y primera navegación Carpe Diem en Getxo.

Hola navegantes.

A port Gardian llegamos el 12 de mayo inesperadamente, obligados a acortar la etapa por un aviso de temporal que se emitió después de haber salido de Port Camargue, donde tampoco estaba anunciado en el parte meteorológico de la Capitanía. Avisaban mistral de fuerza 7-8 para esa misma tarde en nuestra zona de navegación, y nos avecinábamos a la única zona de la costa mediterránea francesa sin puertos de refugio, el delta del Ródano. No tiene puertos por el cambio constante de la línea de costa en el delta, debido a los aportes del río. Hacía un día de sol radiante, y por la mañana con un viento del oeste de fuerza 5 estábamos navegando  a 4-6 nudos tan tranquilos. Me sorprendió tanto el aviso con ese cielo despejado y sin frentes a la vista que llamé por teléfono al Salvamento Marítimo de Francia, donde me confirmaron todo. Más adelante nos acostumbraríamos a estos temporales "secos" del mistral, tan diferentes a los del Norte donde además del viento atemporalado tienes que lidiar con la lluvia y los nubarrones negros que le dan un aire aún más deprimente a la situación comprometida. El hecho es que prevaleció la prudencia, y decidimos entrar en el último puerto de refugio antes de las desoladas costas del delta, donde si nos hubiera alcanzado no habríamos podido encontrar puerto accesible.

Pero como pasa a veces, esa escala no programada fue muy interesante. Como ya os conté en la entrada del blog de aquel día, coincidimos con la peregrinación de los gitanos de toda Europa a venerar a Santa Sara, su patrona, una santa negra.

En Port Gardian ya nos veíamos retenidos varios días, y éramos tan pesimistas sobre poder llegar a Marsella a tiempo para que Mario cogiese su avión (era jueves y el avión salía el sábado por la mañana) que estuvimos mirando todos los transportes alternativos para que llegase. Por desgracia el pueblo está mal comunicado y lo único realista era coger un taxi, que costaba entre 185 y 235 euros. Por si fuera poco el surtidor de gasolina no funcionaba, y si íbamos por mar nos veríamos obligados a salir hacia Marsella, nuestra siguiente etapa, de 46 millas, con sólo 22 litros de gasolina, una cantidad demasiado ajustada pues si no hubiera habido viento nos habría dado sólo para 44 millas a motor. Mañana os contaré cómo acabó todo.


Ver entrada del 12 de mayo.

Además os adjunto la dirección donde podeis ver la crónica de la primera salida a navegar del proyecto Carpe Diem en Getxo, con los niños de oncología del Hospital de Cruces:

http://itsasamezten.com/2016/07/08/carpe-diem/

Hasta mañana navegantes.

2 comentarios:

Daniel Tribaldos dijo...

Me alegra mucho, que la primera salida de Carpe Diem en Getxo saliese tan bien y acompañara el tiempo, a ver si se repite muchas veces.
Por cierto, no sabia lo de los gitanos de Saintes-Maries-de-la-Mer, si que vimos una plaza de toros donde hacian corridas, curioso como esta zona se parecia un poco al sur de España.

Anónimo dijo...

Imagino que eso conlleva un inmenso trabajo que desconozco, pero si hubiera alguna iniciativa, de hacer esa magnifica actividad en Cádiz que es de donde soy, me apunto como colaborador aportando mi humilde Tonic 23..... y lo que yo pueda aportar......

De nuevo un saludo afectuoso de este que os sigue...
Antonio Guillén
Cádiz
ajgr@ono.com
Saludos.