Visitas al blog:

sábado, 6 de agosto de 2016

Dibufirma de Llançá.

Fue nuestra primera escala en la navegación a la isla de Elba, y una escala muy, pero que muy atípica. En primer lugar llegamos por carretera y no por mar, después de una semana reparando el agujero del casco en Getxo. Habían sido casi 12 horas de carretera, y llegamos cuando al conductor sólo le quedaban 5 minutos de conducir ese día. Un pequeño retraso y hubiéramos tenido que parar en una gasolinera hasta el día siguiente. En segundo lugar, porque había quedado allí con Mario, y dormimos en el barco pero encima de la caja del camión. Aquello no se movía nada, pero nosotros casi no podíamos movernos dentro por la cantidad de cosas revueltas que había después de una semana en el astillero. Además todavía olía a la resina recién aplicada y hasta nos preocupamos un poco por nuestra salud al tener que dormir con aquel olor. Dejamos todo abierto para ventilar y pasamos un frío escandaloso, hizo 15ºC en la cabina.

Hay que decir que los responsables del puerto se volcaron con nosotros. Aunque no estábamos pagando un amarre nos dieron acceso a los baños, lo que les agradecimos mucho. Además nos dieron todas las facilidades para echar el barco al agua el día siguiente, como así hicimos por la mañana, y quedarnos amarrados al muelle de la grúa todo el tiempo que necesitamos para levantar el palo y todos los reglajes posteriores, instalar toda la jarcia y las velas, la luz del palo, etc.

Fue una pena que amaneció lloviendo y tuvimos que hacer todo el trabajo bajo la lluvia. También que teníamos tantas ganas de empezar a navegar después de la parada forzada en Getxo, que salimos enseguida  rumbo a Portbou, una etapa ridícula de 5 millas, y no pudimos conocer Llançá suficientemente bien. Reconozco que elegí Llançá sólo por estar cerca de la frontera y tener una grúa suficientemente grande (12 T) cuando pensaba llegar allí con el remolque. Ahora que la he conocido, aunque sea superficialmente, la he puesto cara y tendré que volver a conocerla más a fondo, porque lo que ví me gustó mucho.


Ver entrada del 7 de mayo.