Visitas:

jueves, 14 de julio de 2016

Un tripulante llamado Murphy.

Pues sí, el muy cabroncete se embarcó en Santander y a pesar de lo pequeño que es el Corto Maltés, aún no he localizado su escondite.

Esta mañana al montar el fueraborda vimos que en el taller nos han perdido el tapón que da acceso a las tuercas del eje en la cola. No se puede meter al agua sin ese tapón. Como hoy es festivo en Francia el taller estaba cerrado. Revisamos en sus inmediaciones y en el área técnica al aire libre pero el tapón no apareció. Luego miramos con asco la piscina donde prueban los motores, un pozo de un metro de hondo que se supone debe tener agua dulce y limpia. Pero ese agua no se ha cambiado desde que se inventó la tos, y tenía un aspecto lechoso y con aceite sobrenadando que hacía imposible buscar nada dentro. Hartos de todo nos fuimos a Avignon para tomar distancias.

Pero hoy pasaba el Tour de France por aquí, y estuvimos como dos horas recorriendo carreteras secundarias que siempre terminaban en una ruta cortada por el paso del Tour. Sin ver otra solución cambiamos nuestro destino a Nimes, pero más de lo mismo. Nos quedamos en una gasolinera a comer el bocata y echar una siesta para hacer tiempo hasta que terminara la etapa del Tour.

Después de comer volvimos a tomar la dirección de Avignon, pero seguía cortada, y finalmente acabamos en Nimes a eso de las 16 h. Tiene un anfiteatro romano del siglo I muy bien conservado, un templo con columnas igualmente intacto, pero lo que más nos gustó fueron sus jardines de la Fontaine. Se crearon alrededor de una surgencia natural de agua con un volumen impresionante, y se crearon distintos embalses y fosos como reserva de agua para necesidades de la industria textil y las tintorerías que ocupaban a la población de Nimes en el siglo XVIII. Os habréis dado cuenta de que siempre me gusta lo que tiene agua.

Y al volver nos llamó la atención la cantidad de generadores eólicos que hay a lo largo del río, en pleno valle. En España se buscan las cimas de la cordilleras, que es donde más viento hace, pero aquí el Mistral asola precisamente los valles bajos del río, que tiene una dirección NW-SE, justo en la que sopla el Mistral. Así comprenderéis nuestras tribulaciones.

Para terminar, un nuevo vídeo de Nacho, el de la isla de Porquerolles a Cavalaire. Veréis qué caña llevábamos navegando sólo con un triangulito de génova. Esta aquí:

https://youtu.be/NEN81JWCT0g

(Copiar la dirección y pegarla en el navegador)

Hasta mañana navegantes.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Pequeño error en link del video......

https://www.youtube.com/watch?v=NEN81JWCT0g

Vaya pasada...... saludos....

Antonio (CADIZ)