Visitas al blog:

lunes, 4 de julio de 2016

¡Qué dos sitios tan bonitos!

Hola navegantes.

Hoy hemos salido de Embiez con destino a Port Miou, pasando por la isla Bendor.

La isla Bendor es una pequeñita, al norte de Embiez, que también fue comprada y conservada por Paul Ricard. Tiene un puerto pequeñito que es considerado de refugio, y si el barco te cabe es gratis. Está poco urbanizada. Tiene un museo del vino y las bebidas espirituosas, con infinidad de botellas, algunas de forma curiosa, como carabelas. Nuestra monarquía estaba bien representada. Había alguna botella de "absenta", una bebida alcohólica con 68 % de alcohol que estuvo prohibida en Francia hace décadas y esa prohibición fue la que abrió el camino al éxito del "Ricard". Por cierto, ayer lo probamos y nos parece mentira que ese mejunje con saborcito a anís amargo haya hecho millonario a alguien.

Luego la recorrimos entera. Tiene muchas esculturas, jardines, y otro museo con publicidad del Ricard y otro con las pinturas del mismo Ricard. En algunos pantalanes se veían los efectos del temporal de ayer.

Luego nos hemos venido al Port Miou. Es una cala con forma de estrecho fiordo, con barcos a ambos lados sobre pantalanes súper cutres, hechos con andamios. Los visitantes nos quedamos al pie de un acantilado, con los proa a una boya y la popa a una anilla en la roca. Como no tenemos anexo, hemos tenido que atar la popa nadando, le tocó a Daniel, y desembarcar por el mismo procedimiento, con la ropa seca, los móviles y la cartera en una bolsa estanca. Estéticamente, uno de los sitios más bonitos de este viaje, como podéis juzgar por las fotos.

Hasta mañana navegantes.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Bonitas imágenes del Corto Maltese, Que gran barco tienes!

Saludos desde el Navidad.

corto_maltes dijo...

Gracias, tío. Pero que quede claro que no todo es bueno en estas navegaciones largas. Se echa mucho de menos a tu familia. Un saludo.