Visitas al blog:

miércoles, 27 de julio de 2016

Las adversidades nos reducen, pero no nos vencen.

Ça y est!.

Ya tenemos el permiso internacional y, a menos que Murphy nos sorprenda mañana con un tsunami o algo parecido, por la noche estará el camión en Narbona y el viernes 29 por la mañana el Corto Maltés estará subido a su lomo para volver a Santander por carretera. ¡Ufff!. Cuando en invierno le vea inmovilizado en su atraque en Puerto Chico pensaré con nostalgia en estos meses de vagabundeo náutico, pero ahora... ¡que alivio!.

La segunda foto es nuestro apartamento flotante en Narbona. Como estamos en la zona de usuarios de la esclusa es probable que no nos cueste nada.

Y finalmente otro vídeo de Nacho, la etapa de Cavalaire a Nantes, donde coincidimos con toda la parafernalia del festival de cine.

https://youtu.be/cgd2okaSG14

Hasta mañana navegantes.

2 comentarios:

Daniel Tribaldos dijo...

Me alegro mucho, estaba yo también todo el día angustiado.

Daniel Tribaldos dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.