Visitas al blog:

sábado, 18 de junio de 2016

Seguir adelante.

Hola navegantes.

Os habréis dado cuenta que estoy triste por la despedida de Ana. Han sido 3 semanas fabulosas descubriendo sitios preciosos, pero todo lo bueno se acaba. Por suerte dentro de 3 semanas vuelvo a tener una cita con ella en algún lugar en el entorno de Marsella, esta vez para descubrir el río Ródano y las lagunas interiores del sur de Francia.

Esta noche se la pasó lloviendo cuerdas de agua, como si no hubiéramos salido de Cantabria. A eso de las 9 escampó y fuimos a ver las playas de Pisa, porque desde el mar nos había intrigado su intenso color blanco. Enigma resuelto. Son playas artificiales hechas con piedra picada, no con arena, probablemente procedente de las montañas de Carrara, cuya piedra es blanca. Incomodísimas tanto para andar como para tumbarse, y además como dan al oeste hay que tomar el sol mirando a la carretera en vez de mirando mar. Las he visto mejores. Antes había rocas y pozas y el trabajo de relleno, que les ha llevado dos años, acaban de terminarlo.

Hemos pasado el resto del día en Pisa, haciendo tiempo para llegar al aeropuerto a primera hora de la tarde. Mañana espero a mi amigo Fernando Pascual, con el que tengo una semana para llegar a Niza. Y en Niza se incorpora mi amigo Daniel Tribaldos, que me ayudará a llevar el Corto Maltés hasta la desembocadura del Ródano.

Respecto al comentario de Higinio sobre mis supuestas habilidades de navegante por haber pronosticado lo que pasaría en las bocas del Arno con viento del oeste, deciros que no tiene ningún mérito. En la vuelta a España me sabía la teoría y aún así piqué como un novato intentando salir del Guadalquivir cuando no debía. Aquel mal rato, como os dije el peor momento de la vuelta a España, me hizo aprenderlo en mis propias carnes, la forma como no se te olvidan las cosas. Luego fue objeto de un artículo en la revista de vela francesa Voiles et Voiliers, que podéis encontrar en la entrada del blog del día 14 de agosto de 2015.

La última foto es del Corto Maltés en la marina de Pisa. Como veis ir en temporada baja tiene sus ventajas. Está prácticamente vacía. Mañana intentaré subir al blog un vídeo de las bocas del Arno con viento del oeste, y el primero de la serie que ha editado Nacho, de cuando se incorporó en Marsella.

Hasta mañana navegantes.

No hay comentarios: