Visitas:

viernes, 3 de junio de 2016

¡Lo conseguimos!

Hola navegantes. Ya estamos en la isla de Elba. Esta mañana salimos de San Vincenzo con pronóstico de vientos flojos, pero hizo un día tranquilo de verano y pudimos venir navegando a vela hasta Portoferraio, la capital de Elba. 22 millas en seis horas y media.

En las primeras fotos podéis ver nuestras caras de satisfacción por haberlo conseguido, a pesar de los escollos del camino, fundamentalmente el accidente con el remolque y luego nuestros escarceos con el mistral. También van algunas fotos de la entrada a Portoferraio, que es espectacular. Primero se deja a estribor un islote llamado Lo Scoglietto, algo así como El Escollito, que nos recordó a nuestra isla de Mouro, y luego se pasa bajo un castillo y una ciudadela.

En la cartografía ponía un aviso de que al puerto de Portoferraio hay que entrar por la parte izquierda del canal en vez de por la derecha como es lo habitual. Pues lo hice mal por aquello de "¿dónde va Vicente?. Donde va la gente". En efecto, me fijé en lo que hacían los demás barcos, que era entrar por la derecha, y yo fui detrás. Pensé que tal vez el aviso fuera solo para lo ferries. Pero luego lo pregunté en la capitanía y me confirmaron que es una norma para todos los barcos. Sólo hay dos puertos en Italia en que se entra por la izquierda, Portoferraio y Brindisi. Pero la gente no lee las notas de la cartografía y todos entran mal, hasta que un día haya un accidente.

Cuando llegamos el puerto estaba vacío, eran las 16 h. Nos situaron al lado de los barquitos de pesca. Pero a lo largo de la tarde fueron llegando barcos de chárter hasta llenar toda la dársena. Al lado nuestro han amarrado los "macho-man", un velero de chárter con 8 machos a bordo de los que tienen que demostrarlo, y que llevan hasta una muñeca inflable en la botavara. De un gusto patético. Me parece que nos van a dar la noche y van a estropear nuestra perspectiva de la isla.

Esta semana es especial en Italia por su fiesta conmemorativa de la República, y nos han dicho que el puerto está lleno todo el fin de semana. Mañana tenemos que ver si nos encuentran un hueco, y si no empezaremos a contornear la isla recalando en otros puertos, y volveremos a Portoferraio al final del giro.

La tarde la hemos dedicado a una primera vista general de la ciudad. Se visita la casa donde estuvo exiliado Napoleón (es la de la fachada amarilla) y explotando la imagen del ilustre prisionero, han hecho hasta una cerveza que se llama "Birra Napoleón". También nos ha llamado la atención que en la iglesia los bancos están reservados por familias, con un cartelito diciendo a quién pertenece.

Bueno, y no os cuento más porque ya han vuelto los macho-man de cenar y ha empezado el sarao. ¡Qué vida ésta!. Tres semanas navegando para llegar a Elba y acabar a un metro de los descerebrados.

Hasta mañana navegantes.

2 comentarios:

Daniel Tribaldos dijo...

Si se os ve contentos, si.
Ahora toca disfrutar de la navegacion relajada y de placer.
Saludos, Daniel.

Anónimo dijo...

Bravissimo Álvaro!!!

Lo conseguisteis!!

Iker