Visitas:

jueves, 5 de mayo de 2016

Viento en popa en La Planchada.

Aquí llaman La Planchada al Varadero, aunque no me han sabido decir por qué.
Todo va desarrollándose bien. Hace mucho calor y la fibra seca rápido. Por fuera ya está reparado, y ahora Javi está rematando por dentro. Está mañana fue lo peor, lijando dentro del barco y respirando el polvillo de la fibra. Por suerte Javi consiguió una aspiradora industrial que chupaba una gran parte en la zona misma que lijaba. Luego me la dejó para la limpieza general antes de devolverla.

Ahora queda enfibrar por dentro y limpiar y recolocar todo. Y mañana darle la patente a todo el casco, cosa que pensábamos hacer en Llancá pero ya no nos da tiempo. Posiblemente se deteriore algo en el transporte del camión pero no había otra opción.

Las zonas reparadas las vamos a dejar sin pintar para que en el transporte no se apoye nada en ellas hasta que estén bien curadas. Le daremos la patente en Llancá a la vez que pintamos los apoyos.

Hasta Llancá me llevará el barco el camión que nos recogió en la autopista. Es un poco más caro que el remolque pero él mismo me echa el barco al agua y me levanta el palo.

Aprovechando la mala racha esta tarde he quedado con Ana en Bilbao y ha sido un oasis entre tanta mala suerte.

2 comentarios:

Mario Soler Torroja dijo...

Hola Alvaro, como anima ver esas fotos después de ver las anteriores que si ya me dolían a mí puedo imaginar lo que sentiste. Estoy deseando que llegue el sábado, darte un abrazo, montar el palo y empezar a navegar en un barco que a su ya larga historia ha añadido ésta de la que ya está saliendo más fortalecido. El Corto Maltés volverá a ser feliz cuando se vea nuevamente navegando con su capitán a bordo y su herida curada.
Muchos ánimos !!
Mario Soler

Anónimo dijo...

Cemento, plano.. Como si le hubieran pasado la plancha.. =(zona) PLANCHADA.
getxo style