Visitas al blog:

viernes, 27 de mayo de 2016

Vernazza, otro sitio maravilloso.

Hola navegantes.

Hoy salimos de Sestri Levante con la intención de llegar a Porto Venere, pero el viento estaba tan asmático que no hacía navegar al Corto Maltés, íbamos apoyados por el motor y estábamos tan aburridos del run run que decidimos acortar la etapa y quedarnos en Vernazza. Y la decisión fue muy afortunada.

Es uno de los dos únicos puertos de Le Cincue Terre, una región italiana famosa por sus cultivos en terrazas sobre el mar y sus pueblos pintorescos. Hasta hace pocos años sólo se podía acceder a los pueblos a pie por la montaña o en barco. Actualmente la erosión está acabando con las tierras cultivables y se ceden terrenos gratuitamente a quien se comprometa a rehacer las terrazas y cultivar según los métodos tradicionales.

No tiene marina y nos habían dicho que si tenías suerte podías encontrar sitio en el muro entre los barcos locales. Y allí fuimos y, por ser temporada baja, tuvimos suerte.  Nos hemos quedado punta del espigón de una cala recoleta al lado de una iglesia construida a la orilla del mar y al lado mismo del centro del pueblo. Lo único malo es que a estribor tenemos roca a 20 o 30 cm bajo el agua y como el  viento nos nueva o el ancla de popa garree, nos vamos contra ella.

Hemos subido al Castillo Doria que domina el pueblo desde donde se tienen unas vistas espectaculares pueblo y su bahía. Y hemos recorrido sus callejas esta vez a pie, porque son tan pequeñas y empinadas que en la bici habría sido imposible. En una tienda de comestibles hemos conocido a una chica catalana que se ha venido a Vernazza "por amor" (son sus palabras) y nos ha guardado los frigolines a congelar, porque ya llevamos 3 días sin ir a una marina y por la noche no podemos enchufar la nevera a los 220 V.

Mañana intentaremos llegar a Porto Venere. Hasta mañana navegantes.

1 comentario:

Anónimo dijo...

¡Qué sitio más bonito! Y qué bien va el Spot, se os puede seguir de maravilla.

¡Un saludo y buenos viento!

Oscar