Visitas al blog:

viernes, 6 de mayo de 2016

Javi Bidegorri, el profesional que brilla con luz propia.

Os presento al artífice del milagro, reparar un boquete de 40 cm en el casco de un barco y la luxación de un mamparo en 2 días. Todo el personal de la Marina de Getxo se ha portado de maravilla pero Javi especialmente. Por cumplir el plazo a que se había comprometido ha trabajado desde por la mañana hasta las 22.30, y eso sin perder la sonrisa. Y el resultado salta a la vista, el Corto Maltés está más sólido que antes del accidente. Ojalá hubiera muchos profesionales como él. Si tenéis cualquier problema en vuestro barco no dudéis en poneros en sus manos, seguro que no os arrepentiréis. Lo siento por los de fuera de Getxo que no podrán acudir a él.  Gracias Javi.

Si todo va según lo previsto, mañana hacemos el transporte a Llancá y el domingo o el lunes empezamos la navegación hacia Elba. Espero haber saldado ya todas mis deudas con el mar y que la navegación, ¡por lo menos los primeros días por favor!, sea tranquila.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Primero. Aunque no se enterará el tal Javier, ¡loor! por su profesionalidad, que hoy día brilla por su ausencia. Porque ante la falta enorme que hay hoy día de ella, personas como él destacan con luz propia. Supongo -tiene- que irle bien en su negocio, pero se lo tiene bien merecido Dile que personas desconocidas admiran lo que ha hecho.

Segundo. Los adictos a tu lectura hace tiempo, supongo que tienen bien sabido que sorprendente barco es el Cantabria Infinita, pero para los que esta es la primera noticia de su existencia, nos llama enormemente la atención que un barco tan antiguo siga hoy plenamente activo. Imagino que es algo así con el Juan Sebastián Elcano, pero para los profanos como yo, nos gustaría que un día que no tengas ningún tema especial nos cuentes su historia.

Tercero. Me admiras cada día más. Tu constancia y perseverancia son... infinitas. Además de lo que cuentas, Mario me estuvo explicando más detalles y no puedo salir de mi asombro, que aun estés proyectando vuestra salida para el Domingo como teníais previsto, o como máximo un día más. ¡Es admirable!

Higinio