Visitas:

sábado, 21 de mayo de 2016

Isla de Santa Margarita.

Hola navegantes.

Hoy nos hemos quedado en la isla de Santa Margarita, en la entrada de Cannes.  Forma parte del archipiélago de las Lérins, constituido por dos islas, Santa Margarita y San Honorato, y algunos islotes.

Nuestra idea inicial era ir a San Honorato, que tiene un puerto y pasar allí la noche. Pero nos dijeron que ya no tiene un metro de calado como afirma la guía Imray sino 80 cm, y esa diferencia fue suficiente para decidirnos. El Corto Maltés cala 70 cm con la orza subida y cualquier olita nos haría chocar con el fondo. Pero el cambio fue providencial, porque hoy sábado todo Cannes estaba en el estrecho entre Santa Margarita y San Honorato y aquello parecía El Puntal un domingo de verano.

El problema es que pensábamos que Santa Margarita no tenía pantalanes accesibles y por tanto tendríamos que fondear y llegar a la isla a nado. Pero llegamos los primeros y enseguida preguntamos al patrón de un velero que salió cepillándose dientes. Debía haber dormido allí y conocer el sitio. Y en efecto nos dijo que el pantalán de las vedettes que desembarcan a los turistas, por su lado Este, era de acceso libre para estancias de hasta 6 horas, y que calaba más un metro y medio. Nos colocamos allí y hemos podido visitar cómodamente la isla. Además como es temporada baja nos vamos a quedar a dormir aquí y nadie va a decirnos nada.

En toda la isla está prohibido fumar. Está ocupada por bosque de pinos, algunos eucaliptos (una de las pistas que corta la isla de llama la Avenida de los Eucaliptos, y se trata de ejemplares centenarios), y hasta viñas. Tiene una laguna interior que se formó al inundarse una cantera de donde se sacaba la piedra para las fortificaciones, y que ahora es un observatorio ornitológico. Búnkeres de la guerra mundial, playas y paseos entre los bosques, esculturas en troncos de árboles, y especialmente un fuerte donde ahora se ha instalado un museo del mar, que reúne objetos sacados de algunos barcos que naufragaron en la isla y ahora duermen el sueño eterno bajo sus aguas. En este fuerte estuvo prisionero el hombre de la máscara de hierro, el hermano gemelo del rey Luis XIV cuando Francia era una monarquía, al que correspondía el trono y su hermano mantuvo encarcelado con una máscara para que nadie se diera cuenta cuánto se parecía al rey. Se visita su celda y se ve el agujero en la piedra por donde hacía sus necesidades.

A media tarde pasó la gendarmería francesa pidiendo los papeles de los barcos y revisando el material de seguridad. A nuestro vecino le cayó una multa por faltarle algún chaleco. A mi me llamó al pantalán y al ver por mi acento que no soy francés me preguntó por el pabellón del barco. Al contestarle que español dijo que entonces no tenía derecho a hacerme una inspección y no me pidió nada.

En la última foto, el sitio donde vamos a dormir hoy, en el pantalán pequeñito a la izquierda de la foto. Mañana intentaremos llegar a Mónaco.


2 comentarios:

Anónimo dijo...

Saludos, desde Almeria, asoc. Psiconautica, Paco&Pilar.

Anónimo dijo...

Hola Álvaro! Veo que todo va bien, me alegro!! Se os ve bien!

Una pregunta, podrías comentar algo sobre el sistema que llevas que nos da tu posición a tiempo real??

Creo que se llama spot no es así??

Cuéntanos tu experiencia ya que llevas tiempo usándolo..

Gracias

Íker