Visitas:

miércoles, 4 de mayo de 2016

El convaleciente va mejorando.

El perito ha admitido los daños y ya están escayolando a mi viejo compañero, que ha quedado con una imagen inhabitual. Cuando terminemos con la operación quirúrgica vendrá la operación limpieza y antisepsia. Otra vez mi amigo Ander me va a facilitar el trabajo dejándome la aspiradora, porque el Corto Maltés va a quedar invadido por las arenas del desierto (exactamente, el polvillo de la lijadora) con mi ropa de 3 meses y mis provisiones dentro.

Por desgracia he tenido que anular la presentación de la vuelta a España en Blanes. Lo siento, chicos, otra vez será.

8 comentarios:

Ignacio López-Dóriga Escalante dijo...

Que tío, pareces un minista en apuros haciendo una reparación express en Portugal. Lo has conseguido muy rapido.Claro, en la misma banda también quedó dañando el casco a la altura del otro apoyo. Ánimo.

Ignacio López-Dóriga Escalante dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
corto_maltes dijo...

Pues yo me veo como un tonto que por un exceso de discreción mal entendida ante un supuesto "profesional" no le dijo lo que sí dijo a sus amigos que le acompañaban al sacar el barco. Que un barco de 1500 kg no es lógico posarlo sólo en 4 apoyos en la fibra de vidrio y con la quilla al aire. Y menos si va a coger los baches y las curvas de una carretera. De todos modos estamos en España, y si se lo hubiera dicho no habría servido porque él era el profesional, que ha hecho muchísimos traslados y nunca le ha pasado nada. Pero todos los que han visto las fotos del remolque, y estos días se las he tenido que enseñar a mucha gente, coinciden en que ese barco necesita por lo menos 4 apoyos en cada banda, cada uno con el doble de superficie que la que le llevaba, y por supuesto, llevar la quilla apoyada en el suelo del remolque.

iker uriarte dijo...

Super Javi, el Hombre capaz de todos los milagros...
Si ves como estaba mi casco antes de la reparación...
Una aventura más, que es d lo que e trata...
Ánimo Álvaro, otro obstáculo salvado

corto_maltes dijo...

Te me has adelantado, Iker. Mañana pensaba hacer un homenaje a Javi Bidegorri, este hombre sencillo y excepcional, modesto, eficaz y trabajador que me ha sacado del atolladero. Ayer fui al barco a las 22.30 y seguía trabajando. Me da apuro pedirle que me deje hacerle una foto para presentárosle, pero mañana lo intento.

Anónimo dijo...

¡Que daño ver ese agujero!
¡Mucho ánimo!
Oscar

Anónimo dijo...

Ánimo, Álvaro. No es más que un tropiezo. De "profesionales", así, entre comillas, está sobrado este país. Remienda el barco deprisa y levanta el ánimo. A navegar cuanto antes. Un abrazo de Gonzalo y Carlos.

Daniel Tribaldos dijo...

Animo, que la reparacion tiene una pinta estupenda y ya veras como queda como nuevo. Por cierto, buena gente la de Getxo, esta claro que si que esos si que son "profesionales".