Visitas al blog:

lunes, 11 de abril de 2016

El "peligro" de los peces luna.

En el libro de la vuelta a España cuento que durante aquella navegación vimos varios peces luna.  Es un tipo de pez extraordinario porque carece de cola y en su lugar tiene una estructura redondeada llamada “clavus”. Parece como si de un hachazo le hubieran cortado por la mitad y él siguiera vivo. El cuerpo está aplastado por los lados y tienen un pico parecido al de un loro, y suelen nadar cerca de la superficie confundiéndose su aleta dorsal con la de un tiburón. Se distinguen porque la aleta del tiburón va rectilínea mientras que la del pez luna oscila a derecha e izquierda, que es su forma de propulsarse al carecer de cola, y avanza muchísimo más despacio.
 

No representan ninguna amenaza para el hombre. Son más peligrosos para los barcos porque pueden causar daños al casco si se les atropella, y su cuerpo puede quedar encallado en la hélice de los más grandes, incluso de los mercantes, porque debido a su lentitud no les da tiempo a apartarse. Esto último me lo han puesto en duda diciendo que soy un exagerado, tal vez porque los ejemplares que vemos en el Cantábrico son de aproximadamente medio metro o un metro, y no conocemos por experiencia propia los ejemplares grandes. Pero éstos pueden llegar a pesar 2.300 Kg y son el pez más grande del mundo. Y si no, mirad este que acaban de pescar en Japón:


¡Casi no cabe en el barco!. En algunas partes del mundo se los comen, sobre todo en Asia, sin embargo en Europa se consideran venenosos y está prohibida su comercialización. Nosotros nos limitamos a observarlos con curiosidad, porque su forma de nadar es realmente cómica y sorprendente.

Aquí podéis ver una imágenes y su curiosa forma de nadar:

https://www.youtube.com/watch?v=NLLjCjdVQzg